Inicio Perros Educación y cuidados Tu perro y el sexo

Tu perro y el sexo

868
2
Compartir

La vida sexual del perro.

Tu perro es un ser vivo, por lo tanto nace, crece, se reproduce y, por desgracia, muere. Su ciclo vital es más corto que el tuyo, todo pasa más deprisa y su vida debe ser más intensa si quiere dejar descendencia en la Tierra. Este es el objetivo principal de prácticamente todos los seres vivos.

Debes dejar atrás la idea de que, por ejemplo, tu precioso Chihuahua, es un peluche cariñoso con ganas de hacerte compañía. En buena parte llevas razón, él realmente es un perro que seguramente te adore, ¡por supuesto no seré yo quien te lo niegue!, eres su dueño o dueña, le das de comer, le haces mimos, él te lame, ¡se mete incluso en tu cama! pero si no está castrado, sentirá el enorme impulso sexual que tú habrás sentido en más de una ocasión, querrá copular, tener cachorritos y dejar su huella genética en forma de perritos, y no precisamente calientes, ¿o sí?.

¿Cuando entran en celo?

Las hembras.

La traviesa Layka.
Raza pequeña.

Si es una cachorra de raza pequeña de menos de diez kilos, entre los seis o siete meses podría comenzar su pubertad o su primer celo si es precoz.

Raza grande.

Por el contrario, si es de raza grande, el despertar sexual se puede prolongar alrededor de un año o incluso más.

Ojo, no quiero transmitirte la idea de que a esa edad debas cruzar a tu preciosa perrita, al menos deberías esperar un año y medio para que su cuerpo esté bien formado y fuerte. ¡Recuerda hacer una cría responsable!

Si optas por cruzar a tu perrita, el mejor momento te lo dará el veterinario.

Los machos.

Los perros comienzan a descubrir la sexualidad a partir de los siete meses, situación en la cual se estima que producen esperma.

Raza pequeña.

Se consideran adultos cuando cumplen un año.

Raza grande.

Al ser animales más voluminosos, necesitan más tiempo para madurar. Toma como referencia para llegar al estado adulto en un año y medio.

Conductas asociadas al sexo.

Las piernas del dueño, un apéndice excitante.

A lo largo de mi vida profesional, como biólogo especializado en mascotas, he tenido la oportunidad de compartir impresiones con clientes desesperados porque su perro adquiere la costumbre de asirse fuertemente a una de sus piernas con las patas delanteras. Para conseguirlo, el fogoso canino, se suspende con las patas traseras colocándose en posición bípeda. Esta postura le permite restregar eficazmente sus genitales contra la extremidad elegida, ¿por qué lo hace?

La conducta mencionada se produce fundamentalmente en cachorros. Es un tiempo de sus vidas en los que están descubriendo su sexualidad y fijando su lugar en el mundo. Realizando esta acción, obtienen una recompensa placentera. No cabe duda de que el perro quiere copular persiguiendo objetivos dispares.

Trata, en la mayor parte de los casos, de obtener placer sexual rápido y seguro. Al principio la ocurrencia resulta graciosa pero con el tiempo el acto se torna incómodo si no se corrige.

La conducta de frotarse contra ti, también puede ser debido a establecer su posición dentro de la jerarquía del grupo. Individuos dominantes usan a los más débiles para obtener placer sexual y demostrar así su poder frente a ellos.

Como curiosidad: he observado esta conducta en diversos animales como los conejos o los chimpancés.

Solución

Desde el primer momento aparta la pierna y dile “¡no!” de una manera firme. Si permites que use tu pierna como instrumento sexual, te convertirás para él en eso.

Tus peluches y tu perro.

Peluche sexy. Objeto sexo perro.Tu querido amigo puede verse atraído por tus peluches o incluso por tus cojines. Son mullidos, fáciles de abrazar con sus patitas y seguramente huelan a los demás individuos de su manada, o lo que es lo mismo, a ti y a los demás habitantes de la casa.

Para más inri, el tamaño es similar al suyo. Hay los suficientes factores para recurrir a un objeto como tu peluche o cojín, en caso de emergencia sexual o jerárquica.

De nuevo te presento un caso de búsqueda de identidad sexual. El perro, gracias a sus hormonas, recibe instrucciones de su cuerpo como te sucede a ti. A él, le es mucho más difícil decirles que no a las traviesas hormonas. Para tu perro no hay una educación o unas reglas sociales que le impidan hacer lo que le apetece en cada momento a menos que tú se las impongas.

Copulando sobre los objetos él trata de mandar un mensaje a los restantes miembros del grupo: ¿veis?, yo también estoy aquí buscando mi lugar en la pirámide.

Tu perro y tu perro sumiso.

He tenido la posibilidad de charlar con dueños de perros que me han mostrado su perplejidad ante la posible homosexualidad de su peludo amigo.

Comentarios de diversa índole como por ejemplo:

Tengo dos perros, uno es el sumiso y otro es el que le monta constantemente.  Al dominante, no le atraen las perras, solo quiere montárselo con su compañero, creo que es gay

Piensa con la cabeza. Sin duda hay por medio una cuestión de jerarquía. El sumiso, podría optar por defenderse, pero si es un animal extremadamente pacífico lo único que hará es someterse al dominante. Éste último, al ver que nada le frena, no cejará en su conducta.

Solución:

No seas espectador pasivo de cómo uno de tus perros martiriza a otro. Es normal que haya un escalafón dentro del grupo pero cuando se torna un factor de estrés para uno de los individuos debes intervenir. Reprende al perro más fuerte cuando domine al subordinado. Puedes reforzar la conducta de no estar sobre él dándole un premio o haciéndole una caricia.

La madurez y la castración: soluciones definitivas.

Recuerda que castrando a tu mascota prácticamente todos estos incómodos hábitos, desaparecerán

Para terminar debes saber que todas estas conductas desaparecen conforme tu perro va siendo más mayor. Su posición dentro del grupo ya habrá quedado definida y el interés por copular obedecerá a un interés reproductivo.

¿Te han quedado dudas? Deja tu comentario, tu perro te lo agradecerá. ¡No te cortes!

 

 

 

2 Comentarios

    • Me alegro mucho Vaniee, espero poder seguir despertando tu interés con más artículos. ¡Gracias por tu comentario!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here