Inicio Gatos Gatos vs pepinos ¿por qué se odian?

Gatos vs pepinos ¿por qué se odian?

109
0
Los gatos se asustan de los pepinos por diferentes motivos, los explico aqui.
Llegó el momento de saber por qué los gatos odian a los pepinos.

Estoy seguro de que alguna vez has visto y te has tronchado de risa al ver vídeos de gatos asustarse al ver pepinos. Esto puede ser gracioso porque a nosotros nos parece absurdo asustarse por un inofensivo pepino sin boca ni ojos penetrantes.

¡Es tan sumamente raro que un cazador nato como los gatos, se asusten por una simple hortaliza!

Pero, todo sucede por alguna razón y aquí va el motivo por el que los gatos se asustan de los pepinos.

¿Por qué a los gatos les parecen tan repulsivos los pepinos?

El dueño de un gato, mejor dicho, el malvado dueño de un gato, ve a su minino tranquilo y de manera «inocente» con un pepino en la mano, aprovecha el momento de indefensión del minino para colocarle un pepino detrás.

Cuando el gato se da la vuelta y ve ese objeto extraño, corre exaltado sin dejar de mirar atrás para ver si le persigue.

Recordemos que los gatos son felinos. Es normal que estos animales desconfíen de su entorno. Los gatos, no dejan de ser depredadores y siguen en alerta cuando escuchan cualquier sonido o detectan formas  o sombras que pueden ser depredadores o presas.

Los gatos y gatas al ver pepinos que antes no estaban detrás de ellos, se asustan. Clic para tuitear

Nosotros los humanos, no les asustamos porque nos ven como aliados de ellos.

Los etólogos coinciden en que a los gatos, no les da miedo el pepino en sí mismo. Como por ejemplo a algunos niños puede asustarles el brócoli. Sus teorías son las siguientes.

Los pepinos les sorprenden

Los gatos son animales curiosos y despiertos que odian ser sorprendidos.

Este es el primer motivo por el que a los gatos les dan miedo los pepinos. Si te fijas en los clásicos vídeos de gatitos asustados por pepinos, siempre se aprovecha el momento en el que el gato está desprevenido para colocarle un extraño objeto tras él. Este momento de vulnerabilidad hace que en el reconocimiento previo del entorno, no se contara con esa forma rara y verde que hace unos segundo no estaba y ahora aparece como si de un depredador se tratara.

Es el momento de asustarse y salir corriendo, ¿tú no lo haces cuando alguien aparece tras unas cortinas o en una peli de terror cuando una figura emerge de un espejo antiguo?

Por lo tanto, no se asustan por el pepino en sí mismo, sino porque no esperan verlo ahí en ese momento.

A los gatos y gatas les asustan más la situación que el pepino. Clic para tuitear

Además es un olor que no es similar a ningún depradador ni presa, por lo que su presencia pasa inadvertida para todos sus sentidos excepto el de la vista cuando se gira.

Los gatos toman los pepinos por serpientes

Los gatos odian las serpientes. La forma larga y verde de un pepino es suficiente para causar un shock en nuestros amigos felinos.

Ellos hacen todo lo posible por huir de ellas. No es buena idea jugarles esa broma. 

¿Pero solo se asustan de los pepinos?

Por supuesto. Cuando comen y están desprevenidos, hasta un plátano o una piña son cosas que se transforman en depredadores que pueden dar un buen susto.

Los gatos no solo se asustan con los pepinos, también con un plátano o una piña. Clic para tuitear

Piensa que el tamaño de un plátano o una piña es mucho más grande para tu gato que para ti y el shock es mayor.

¿Es malo asustar al gato con pepinos?

Claro. Tu gato vivirá sugestionado y no será feliz.

¿Cómo te sientes al terminar de ver una película de terror? Tu cerebro está alerta por si el monstruo aparece y te ataca. Así vivirá tu gato, lo que conocemos todos como «acojonado». Siempre puede haber un peligro cerca y esto es un motivo de un estrés brutal.

El lugar se convierte en peligroso

Como este tipo de bromas de mal gusto para gatos se hacen en lugares concretos y tranquilos, como puede ser su comedero o arenero, pueden relacionarlos con zonas peligrosas y causarles una gran desconfianza.

  • A propósito, si utilizas arenero con tu gato, necesitas echar un vistazo a este artilugio que descubrí hace un par de meses y me ha evitado barrer la casa en multitud de ocasiones:

Pierden el control

Ellos necesitan controlarlo. El hecho de que puedan aparecer pepinos en cualquier lugar que se transforman en depredadores, es un buen motivo para sufrir estrés y causarles enfermedades.

Más dependencia o asustadizo

Sentirse vulnerable le genera cambios en el comportamiento para tratar de protegerse frente a la aparición inminente de un ataque que le puede sorprender en cualquier sitio.

Los gatos pueden ser animales asustadizos si no los dejamos tranquilos. Clic para tuitear

Demuestran por tanto, una conducta nerviosa e irritable ya que han perdido la confianza.

Alopecia

La caída de pelo provocada por este tipo de sustos, es un hecho frecuente.

Ahora ya cuentas con otro motivo más para no hacer la gracia del pepino a tu amigo peludo.

  • Es mucho más divertido verlos jugar con este tipo de juguetes que les encantan:

¿Qué debemos hacer para que no se asusten?

Este gato, aunque parezca el rey de los mininos, también puede asustarse por un simple pepino.

Lo primero es tener en cuenta que el gato se asusta porque nosotros lo asustamos, así que simplemente, ¡déjalo tranquilo!

En segundo lugar, presentarle los objetos nuevos para que los olisqué, explore y se familiarice con ellos.


¿De qué se asusta tu gato? Déjame tu comentario.

DEJAR RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe aquí tu nombre