Inicio Gatos Cuidados básicos gato 4 maneras rápidas de ser amigo de tu gato

4 maneras rápidas de ser amigo de tu gato

134
0
Como ser amigo de tu gato para que no se porte mal.
Que una preciosidad así sea tu amigo es un sentimiento indescriptible.

Ser amigo de tu gato es una de los sentimientos más maravillosos que he experimentado. Es fantástiaco pensar en cómo un animal de otra especie, con el que convives, es tu amigo, con él puedes compartir juegos, risas e incluso confesiones.

Aunque el lenguaje humano no es uno de los fuertes de los gatos, sí pueden comprender el lenguaje gestual y por qué no, el emocional.

Historia real: Hace poco un viejo conocido mío subió a Facebook una foto de los 5 gatos que mantiene, encima de su cama.

Bajo la imagen rezaba el texto:

«Estoy pasando una fuerte depresión y ellos lo saben.»

¿Son esos 5 gatos sus amigos e incluso familia o simplemente lo hacen porque él pasa más tiempo en la cama fruto de la depresión y prefieren estar cerca de quien les da de comer o en un lugar más cálido, ahora que bajan las temperaturas?

Lo cierto es que gracias a mi experiencia en el mundo de las mascotas, puedo darte una serie de consejos para ser amigo de tu gato, ¿deseas conocerlos?

Señales de que tu gato es tu amigo

Como te comenté en anteriores entradas del blog, hay señales que nos pueden indicar que nuestro gato nos aprecia o al menos, confía en nosotros.

Algunas de ellas son:

  1. Nos mira a los ojos.
  2. Parpadea lento.
  3. La cola la coloca en forma de interrogación.
  4. Se roza contra nuestra pierna para saludarnos o pedirnos algo.
  5. Pega su nariz húmeda contra nosotros.
  6. Golpea ligeramente con la cabeza.
  7. Amasa sus patas.
  8. Te lame y sientes su lengua rugosa.
  9. Mordisquea tu pelo para asearte.
  10. ¿Cuál se te ocurre a ti? Deja tu comentario

Cuando lo cojas, déjalo en el suelo con cariño

Si tu gato muestra desconfianza cuando te acercas a él es que no quiere interaccionar o ya ha vivido malas experiencias.

En primer lugar, y puesto que estoy seguro de que tú también abrazas y coges a tu gato. Debes dejarlo en el suelo y no lanzarlo desde las alturas y menos si es ya mayor.

No lances a tu gato por los aires como si fuera un globo, no le gusta y él no flota. Clic para tuitear

Aunque ellos sean intrépidos escaladores y posean agilidad felina, no les gusta nada que los tires por los aires como si fueran cualquier cosa. Si lo dejas con cuidado en el suelo, tu gato confiará en ti y sabrá que no caerá si lo sueltas, te asociará con seguridad.

Siéntate en el suelo con las piernas cruzadas

Con este simple gesto te será más fácil ser amigo de tu gato. Tus largas piernas no se interpondrán entre tú y él. Al contrario. Le ofreces tu cuerpo sin riesgo a pisotones.

Cuidado con pisar a tu gato, dejará de ser tu amigo al momento. Clic para tuitear

A menos que tu gato sea muy agresivo o lleve poco en casa, verás cómo se carca a ti para interaccionar con él y que lo acaricies.

Otro consejo que pongo en común contigo respecto a este punto, es que no te abalances sobre el minino. Estira la mano y deja que sea tu gato o gata la que decida si quiere mimos o no.

Cuando lo llames no grites

Quizá esté dormido como un tronco o simplemente, no tenga ganas de jugar. Lo que está claro es que escuchar los alaridos de un humano gritando su nombre no son nada agradables y te puede asociar con ruidos molestos.

Como ser amigo de mi gato.
Quizá tu gato esté tranquilo en el lugar más insospechado de la casa o haya gato encerrado. En este caso busca donde está sin volverte loco gritando por casa.

Es mucho mejor llamarle de una manera normal, no a voces. Recuerda que ellos oyen muchísimo mejor que nosotros; no es necesario alzar la voz para que sepan de nuestra presencia.

Otra situación incómoda que se puede dar cuando llamas a tu gato y no aparece, es que esté encerrado o se haya escapado por alguna puerta o ventana. En este caso, si ves que a pesar de llamarlo no acude, investiga por toda la casa y busca en sus lugares favoritos mientras lo llamas. Es importante que afines el oído porque a lo mejor está pidiendo auxilio, y si estás nervioso o nerviosa, no lo escucharás.

Así que ya sabes, no te estreses llamando al gato; él te oye bien sin necesidad de gritos.

  • Aquí un libro de colorear gatos para adultos por si andas un poco estresado:

Atiende a sus necesidades

Que tu gato esté bien atendido significa inequívocamente que eres su amigo pero no confundas amigo de tu gato con siervo del minino. Ellos por aburrimiento pueden solicitarte comida.

No debemos ser los siervos de los gatos pero sí sus amigos. Clic para tuitear

¿Cuántas veces visitas la nevera cuando estás solo en casa y aburrido?

A ellos puede sucederles lo mismo por eso es mejor un buen juguete para que se entretengan que inflarlos a comer para matar sus horas libres.

Yo a los míos les he comprado este pack y les gusta mucho:


¿Conocías estas maneras de ser amigo de tu gato? 

¿Cuál utilizas tú?

¡Estaré encantado de leer tu comentario!

DEJAR RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe aquí tu nombre