Inicio Perros Alimentación perro Comederos para perros, ¿cuál es mejor?

Comederos para perros, ¿cuál es mejor?

¡Un buen pienso se merece un excelente plato!

141
0
Compartir
Comederos para perros

A nuestras mascotas peludas les gusta, y tienen derecho a recibir sus alimentos, dentro de comederos para perros de calidad. Su utilización permite que la comida permanezca limpia, libre de polvo, arena y ramas. Son, sin duda, la mejor forma de aislar a las mascotas de patógenos o elementos nocivos para su salud -como tragarse un palo- a la hora de comer.

Pero…

¿Sabes lo suficiente sobre comederos para perros?

¿Plástico, cerámica o acero inoxidable?

Los tres materiales son los típicos a la hora de fabricarlos. No te será complicado adquirirlos en tu tienda de mascotas más cercana, ahora sólo queda saber cuál es más conveniente, ¡vamos a analizarlos!

Comederos de plástico

Comenzaré por los de plástico. Sin duda son los más económicos y esto es una poderosa razón para decantarse por ellos ¿no crees?

Los comederos de viaje son todos de plástico y dan buen resultado. A propósito, se precavido y echa un ojo al siguiente artículo antes de viajar con tu mascota:

¿Son recomendables?

perro sin comedero para perros
Todo perro se merece su comedero digno.

Por regla general, se utilizan plásticos de baja calidad -total, el comedero es para el perro…– de este modo se abarata el coste. Si el plástico es muy malo, puede causar reacciones alérgicas a tu adorable y mimoso amigo. Personalmente, ningún cliente me ha comunicado problemas de esta índole, pero sí me consta que existen. Sobre todo si el proveedor es de dudosa confianza, en consecuencia te recomiendo elegir marcas reconocidas.

Elije lo mejor para tu mascota dentro de tus posibilidades

Otro inconveniente es que la limpieza puede resultar deficiente debido a los arañazos que se producen a lo largo del tiempo con el uso. Estos surcos horadados en el interior, son refugios perfectos que no dudarán en ocupar bacterias. No quiero asustarte, si cambias el agua a diario y lavas el comedero, no deberían causar molestias pero debes saber que el problema está ahí.

Comederos de cerámica

Los comederos de cerámica guardan una bonita estética. Tienen dibujados diversos motivos caninos que seguro que llaman tu atención. Además, pesan, lo que evita el desplazamiento o el volteo de la comida.

Los detractores de este tipo de comedero para perros, alegan que la cerámica es porosa y facilita la presencia de bacterias, ¡madre mía todo son problemas!

Comederos de acero inoxidable

Como bien indica su nombre, está fabricado en acero inoxidable. Es fáciles de lavar, y no es poroso por lo que la presencia de bacterias se reduce notablemente. También son resistentes y no se oxidan. El precio no es elevado, depende de la calidad como todo, pero puedes encontrar dos buenos comederos para tu perro pequeño por 13,99 €:

La ventaja de este modelo es que son anti vuelco y van con anti deslizante por si tu perro es demasiado travieso y le gusta volcarlos con las patitas.

También encontrarás comederos para perros de acero inoxidable recubiertos por plástico, resina ¡e incluso cerámica! Esto les da un toque estético interesante alejado del frío metal y más decorativo en el hogar.

Dobles para agua y comida

Comederos para perros dobles
Los comederos para perros dobles cubren dos usos pero tienen inconvenientes (click para ampliar).

Consisten en un comedero y un bebedero juntos. Algún fanmascotero me ha preguntado cuál es mi opinión sobre ellos. Pues bien aprovecho para comentar que no los aconsejo. ¿Por qué? Porque obligan a tener el agua y la comida próximas. Por lo tanto, es fácil que el perro moje el pienso o lo meta en el agua, acarreando problemas de hongos si la humedad se prorroga.

Especiales anti deglución

Llegamos al apartado de los tragones. Los perros son tragones por naturaleza, aunque siempre hay excepciones. Para estos ávidos devoradores de pienso, existen comederos especiales que ralentizan la obtención del alimento. Lo consiguen mediante recovecos en su interior.

¿Cómo funcionan?

El perro tiene que buscar con la lengua cada croqueta de comida, lo que dificulta ingerir toda la ración de golpe.

A continuación te dejo un par de modelos para que te hagas una idea. Ambos te ayudarán a solucionar el problema:

El primer modelo es una especie de laberinto. Tu perro tendrá que recorrerlo con la lengua hasta sacar cada bolita de pienso. Lleva anti deslizante. Es muy importante que lo lleve ¡porque tu perro es un ansias y dará mil lametones al cuenco hasta obtener su comida!

Recuerda que debes mantenerlo siempre bien limpio.

En segundo lugar, te quería mostrar un juguete que a veces se utiliza a modo de comedero ¡no todo van a ser platos! El perro se entretiene en sacar la comida y a la vez  limpia los dientes.

He mencionado la limpieza dental para perros, si quieres saber más sobre ella he escrito un artículo que te interesa seguro.

Para perros de orejas largas

¡Qué suerte tienes un perro de orejas largas! a mí me encanta el Beagle. Pues bien, los fabricantes han pensado en comederos para perros adecuados a ellos. Están diseñados para que tu perro no meta las orejas en el comedero o las roce en el suelo al comer.

Son más altos, tienen forma de volcán y te será fácil reconocerlos en tu tienda de mascotas favorita.

Novedades actuales en comederos para perros

He decidido concluir con lo último que he visto en comederos y he investigado. No los he testado pero te comento que están encaminados a proteger las vértebras cervicales de tu mascota. El perro tiene que agacharse menos y come en una posición más cómoda, ¡alucinante!

Conclusiones

  • Hay diferentes materiales de fabricación, el más económico es el plástico pero hay que tener precauciones adicionales.
  • Los más recomendables son los de acero inoxidable.
  • Los dobles no se aconsejan para no mezclar pienso y agua.
  • Existen específicos para perros con necesidades concretas.

¿Qué comedero has elegido?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here