Inicio Curiosidades Marihuana (Cannabis sativa) y agua del acuario.

Marihuana (Cannabis sativa) y agua del acuario.

659
0
Compartir
Regar marihuana con agua del acuario
Marihuana y agua del acuario

¿Sirve el agua del acuario para regar marihuana?

El cultivo del Cannabis, está muy extendido. No son pocos los Grow shop diseminados por España y de venta online, que ofertan productos para cultivar marihuana. Tampoco es difícil encontrar por ejemplo, en centros de jardinería, productos exclusivos para su cultivo: aminoácidos naturales, sustratos especiales, medidores de pH o abonos líquidos, entre otros.

¿Por qué? La marihuana se emplea fundamentalmente como droga. Según la ONU, es la sustancia ilícita más utilizada en el mundo. Aunque también hay gente que la cultiva por su valor ornamental (otorguémosles el beneficio de la duda).

El cultivo de la marihuana mueve millones de euros anuales.

En esta entrada no voy a cuestionar si su consumo es positivo o negativo. Simplemente busco un objetivo más modesto: Analizaré si regar estas plantas con agua del acuario tiene sentido. Es decir, si beneficia al vegetal durante el desarrollo, independientemente de su uso.

Para tratar de alcanzar el objetivo  propuesto, abordaré la entrada desde tres puntos:

  • El riego de la marihuana (Cannabis sativa)
  • Características del agua del acuario.
  • Aportes de nutrientes. 

El riego de la marihuana.

Hermosa planta de marihuana joven. Se aprecia el sustrato poco compacto y bien drenante.

La marihuana es una planta que le gusta recibir riego abundante, pero no permanecer encharcada. Adora que el sustrato se seque antes del siguiente riego, como casi todas las plantas ornamentales. No tiene, por tanto, sentido que reciba agua de manera continuada, por ejemplo por goteo, y más si el aporte  está incontrolado.

Un exceso de riego puede pudrir las raíces.

¿Cómo regar la marihuana?

En primer lugar, el riego debe efectuarse mediante regadera para evitar compactar el sustrato o arrancarlo de la maceta al caer el agua bruscamente sobre la planta, así de simple de momento. No hace falta que te pongas un sombrero de paja, ni camisa a cuadros mientras riegas. La regadera permite que el agua caiga como una fina y suave lluvia sobre el sustrato.

El exceso de agua deberá caer sobre un plato con grava gruesa o arlita, puesto bajo la maceta para mejorar la respiración radicular. Si la planta no lo absorbe a las 24 h del riego, te recomiendo que lo vacíes.

Semanas antes de la cosecha hay que reducir el riego para evitar moho.

Truco: Una manera sencilla de saber si necesita riego, es introducir un dedo en la tierra. Si el dedo sale con tierra pegada no necesita. 

En segundo lugar, el cultivo de marihuana no tolera el exceso de cloro. El agua del grifo viene clorada entre otras cosas para que no te mueras, así de simple. Pero al cáñamo no le gusta el cloro, por lo tanto es conveniente dejar reposar el agua de riego, al menos dos días (48 h), en un recipiente destapado para que se evapore.

El cloro es tóxico para la marihuana.

En tercer lugar, la marihuana, necesita pH ácido. Si vives en un lugar demasiado calcáreo, como en la costa, el agua del grifo no te servirá. Hilando más fino, el pH debe ir de 6 a 7 en líneas generales y dependiendo de la etapa de vida de la marihuana. Si  por ejemplo está en floración, le favorece un pH próximo a 7.

Características del agua del acuario.

Pez disco: WhiteButterfly gen Yellow. Semiadulto 13cm. (Criado por NADiscus, mantenido por Biotópica España)

El agua del acuario puede tener un pH dispar dependiendo de lo que haya dentro. Si por ejemplo en su interior hay calizas, como rocalla o conchas, lo normal es que tengas un pH básico, es decir, no apto para la planta.

Si por el contrario tienes troncos de acuario, filtras con turba o hay mucha materia orgánica, el pH suele ser inferior a 7.

La marihuana necesita pH ácido.

¿Mi consejo? Que hagas un test de pH que son baratos y sales de dudas.

El agua del acuario, ya ciclado, y con peces, va cargado de nitratos y fosfatos. Por el contrario el agua de un acuario con peces y sin ciclar, además de nitratos, llevaría diluído amoníaco, amonio, y nitrito. Esta situación nunca debe darse porque siempre hay que ciclar el acuario antes de meter un pez.

Una característica física importante del agua es la temperatura. Si mantienes un acuario de agua tropical, la temperatura del agua irá de 18 ºC a 30 ºC . Son grados más que suficientes para evitar el enfriamiento de las raíces de la marihuana.

Aportes de nutrientes.

El nitrato.

Como te comentaba, el agua de acuario es rica en nitrato, y más si sifonas el fondo de la grava llena de detritus. El nitrato permite que la planta minimice la absorción de cloruros, que son tóxicos para las plantas.

El nitrato es imprescindible en el crecimiento de la planta.

Cerca del 90% del nitrógeno absorbido por tu planta, es en forma de nitrato.  Las plantas lo utilizan para formar proteínas, una deficiencia genera plantas raquíticas.

Los fosfatos.

Combinan fósforo y oxígeno. Su función más importante en la vida, es la transferencia de energía, interviniendo en procesos vitales de las plantas como la fotosíntesis.

Una carencia de fosfatos disminuye la cantidad de hojas, vigor y frutos de la planta.

Otros elementos.

Hay muchos más elementos disueltos en el agua que no voy a abordar porque en el agua del acuario, a menos que se adicionen abonando las plantas (por ejemplo con hierro), son deficitarios.


Conclusiones.

El riego con agua del acuario tiene sentido porque proporciona a la marihuana fertilizante natural y a coste cero.

El agua del acuario no es suficiente para mantener en buenas condiciones a la marihuana. Debes considerar la adición de otros nutrientes como el hierro.

Una subida de pH, según madura la planta en el agua de riego, es ventajosa pero siempre manteniendo un pH ácido.

A modo de resumen, veo que el agua del acuario con peces amazónicos y tropicales, otorga los siguientes beneficios a la marihuana que figuran en la tabla siguiente:

NITRATO FOSFATO CLORO TEMPERATURA PH
Mejora crecimiento. Aporta vigor. El agua del acuario está declorada. El agua tropical está templada. Los peces de un acuario amazónico tienen pH bajo.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here