Inicio Terrario Artrópodos Canto del grillo: ¿cómo lo hacen?

Canto del grillo: ¿cómo lo hacen?

Por: Miguel Muñoz Sánchez. Biólogo. Máster biodiversidad.

2731
0
Compartir
Grillo campestre cantando

El canto del grillo y sus secretos.

Cuando llega la primavera, a todos los amantes de la naturaleza, nos encanta escuchar el canto de los grillos. Indica que ya viene el buen tiempo, el calor, la estación de las flores, la estación del amor.


He querido ir más allá del cri-cri del grillo (Gryllus campestris). Desde que mi afición por los insectos se desbocó, hace ya unos cuantos años, he mantenido grillos en cautividad sacando conclusiones muy interesantes relacionando su ciclo vital con su peculiar música o canto, a continuación las comparto contigo. 

¿Cuándo escucharles?

grillo en grillera
Grillo en su grillera

Los grillos pasan al estado adulto en la meseta ibérica a mediados de Abril, momento en el que los machos comienzan a llamar insistentemente a las hembras. Ya en el mes de Mayo, te será inevitable percibir la serenata o estridulación de estos insectos.

Cambio climático y grillos.

El cambio climático acelera su ciclo vital empujándoles a madurar antes por el aumento de las temperaturas.
La falta de lluvias también condiciona su vida, en años muy secos, los grillos viven menos. Puedes realizar la observación visitando prados secos en los que rápidamente la estridulación de estos artrópodos se apaga mientras que persiste durante más días en los campos más húmedos.

¿Cuánto tiempo puedes disfrutar de su canto en cautividad?

Más que en el campo siempre que los cuidados sean apropiados. En cautividad he conseguido que un grillo cante desde mediados de Abril a finales de Septiembre, mes en el que pereció de viejo. En libertad es raro escucharles en sitios áridos a finales de Junio

¿Cómo producen el sonido?

Al contrario de lo que pudieras pensar, no es debido a que posean cuerdas vocales y canten como Bustamante en un karaoke. El motivo radica en que los machos adultos poseen un par de alas esclerotizadas (endurecidas) llamadas élitros o hemiélitros, los cuales frotan produciendo esa, llamémosle, estridente melodía.

Tipos de canto según el rozamiento de los élitros.

Recuerda la idea general del canto de los grillos: un élitro frota contra otro y produce sonido. Pero yo quiero llevarte más allá.

El rozamiento de las potentes y peculiares alas, puede ser diferente según su posición, atendiendo a este factor podrás escuchar varios tipos de canto y con ello determinar el estado anímico del negro insecto. Tranquilo, no te vas a quedar sin conocerlos, te los explico ahora mismo.
Élitros elevados.
Producirán un ruido intenso y fuerte. Es el sonido que normalmente, si no tienes un oído entrenado, escuchas cuando paseas en primavera. ¡Gri-gri-gri! .
Según mis observaciones, es utilizado para llamar a la hembra en sentido estricto, la traducción sería algo así como: “ven pá ca moza” (recordemos que es un grillo campestre o Gryllus campestris). También recurre a él para intimidar a un posible rival produciendo un ¡criiiii-criiii-criiii! mucho más intenso y frecuente.
Élitros al nivel abdominal.
Puede darse la circunstancia de que el pequeño músico no eleve apenas los élitros de su parte dorsal y produzca un sonido mucho más bajo, parecido a un “cli-cli-cli” suave y metálico.
Este segundo sonido es aplicado cuando la hembra está ya en la grillera. El macho extiende el abdomen e invita con ese “cli-cli” a que suba encima suyo.
Grillos y sexo.
grillo hembra canto del grillo
Grillo hembra

Para que la hembra trepe sobre el seductor macho, es inevitable que el galán baje los élitros, sino sería imposible, de ahí ese sonido diferente. Una vez encima la hembra, el macho deja de cantar y deposita su espermatóforo bajo el ovopositor de la hembra. Al cabo de unos minutos, la hembra lo recoge con la boca para retirarlo de sus genitales. No entraré más en profundidad sobre este aspecto.

Curiosidad. Algunas hembras, después del apareamiento pueden llegar a morder las alas de su amante para que no corteje a otras.
¿Te has quedado con ganas de tener un grillo en casa?

Conclusión.

Desde aquí te invito a que en primavera pases un buen rato escuchando los distintos cantos del grillo.
Observa con cautela, al escuchar el segundo canto (cli-cli), cómo hay dos grillos misteriosamente, en una misma grillera y que rápidamente se esconden. Eso significará, como hoy has aprendido, que se estaban apareando ¡y les has cortado el rollo!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here