Inicio Profesional Por qué no monté mi tienda de mascotas

Por qué no monté mi tienda de mascotas

146
3
como montar una tienda de animales
Las tiendas de animales son complejas de gestionar, porque contienen productos que caducan y seres vivos.

Hacía mucho tiempo que deseaba con fervor, escribir este artículo acerca de por qué no monté nunca mi tienda de mascotas. Hay muchas personas que me lo han preguntado a lo largo de mi vida:

– ¿Por qué no montas tu propia tienda de mascotas? Es algo que se te gusta, dominas y serías feliz trabajando de ello, ¡incluso serías tu propio jefe!

Estas palabras bien intencionadas, las he escuchado en más de una ocasión. La verdad que el recibir tantas opiniones unánimes y que el sector mascotas me apasiona, me hizo estar a punto de cometer el error (o no) según se mire.

Proyectos fracasados

Te cuento un poco mi historia, por si aún no me conoces con el objetivo de ponerte en situación. Si echas un vistazo por el apartado del blog en el que me presento, descubrirás que Fanmascotas nació por mi afición, fascinación y posterior profesionalización hacia el mundo de las mascotas. He pasado por prácticamente todos los trabajos que se pueden desempeñar en este sector comercial, algunos ejemplos son:

  • Dependiente.
  • Gestor comercial.
  • Acuarista.
  • Delegado comercial.
  • Formador de personal.
  • Responsable de tienda.
  • Community manager.
  • Product manager.

Y seguro que alguno más se me olvida. Pues bien, el desempeño de mis tareas profesionales por suerte o por desgracia, me han permitido conocer a emprendedores cuyos proyectos han fracasado estrepitosamente.

Está bien, si el dinero fuera un bien abundante para todos, el fracaso serían experiencias de vida acumuladas fruto de la valentía de jóvenes emprendedores. El problema viene cuando el dinero no abunda. Este caso, entre tú y yo, ocurre prácticamente en todos los hogares.

A continuación te pongo ejemplos reales, a ver qué te parecen:

La tienda especializada en terrarios que se hundió

como montar una tienda de animales
Lineal con chuches para perro en la tienda de mascotas. El alimento para perros es uno de los fuertes dentro de las tiendas. En ellas no deben faltar los premios para los más peludos de la casa.

Un buen compañero de afición, decidió hacer realidad su sueño y montar una tienda de animales especializada en el mundo del terrario. El proyecto era bien bonito y el emprendedor, contaba con amplia experiencia. Se dedicaba al sector desde hace mucho tiempo, era reconocido en el sector y en ferias especializadas, gozaba de cierta reputación.

Pues bien, cada vez que le iba a visitar le veía más y más quemado. ¿Quieres saber el motivo? Sigue leyendo.

Sus mayores «enemigos» para su proyecto fueron los siguientes:

  1. Precio del alquiler.
  2. Permisos del ayuntamiento, impuestos e inspecciones constantes que llevan a la desesperación.
  3. Grandes superficies comerciales.
  4. Ausencia de ofertas por parte de los proveedores al contar con poco volumen de compra.
  5. Jornadas laborales maratonianas.
  6. Falta de planificación inicial.

Puedo comentar punto por punto cada uno de ellos, pero haría demasiado largo este artículo y, desgraciadamente, cada vez nos gusta menos leer por lo que seré breve.

Montar una tienda de animales, sin hacer una planificación previa y un estudio comercial en condiciones en el que no se escape nada, es un suicidio económico o algo así como jugar a un juego de azar en el que es muy probable perder. Así de claro.

Si te has quedado con ganas de ver cómo es una feria de reptiles como las que visitaba mi amigo, aquí te dejo un vídeo en el que las visitamos:

Venga más ejemplos.

Tienda especializada en perros, acuarios y fondos para terrarios

Este caso real, me duele sobremanera. No sé si te acuerdas de un programa en el que la gente aportaba dinero para que personas en situación complicada a nivel laboral, pudieran llevar a cabo su sueño, ¿te acuerdas? Pues bien, hace años, tuve la oportunidad de conocer personalmente a una pareja que consiguieron fondos para hacer realidad el sueño de contar con su propia tienda de mascotas gracias a este programa.

Les regalaron mobiliario, y todo lo necesario para poner en marcha la tienda de mascotas. ¿Qué ocurrió con este proyecto? Fracasó.

La falta de experiencia comercial de los emprendedores y la ausencia de un estudio de viabilidad económica del proyecto, pronto se comieron las aportaciones de tantas personas anónimas.

Quiero que algo se te grabe a fuego, por eso lo voy a escribir en este pedazo entrecomillado:

El hecho de que te gusten los animales, no quiere decir que tu tienda de mascotas vaya a triunfar.

¿Cómo, qué quieres más ejemplos de proyectos que acabaron en agua de borrajas? Pues te daré otro más. Tengo muchos.

Asociación de mantenimiento de acuarios

Venga, un ejemplo que es interesante y barajé en su día, es el de tres amigos que montaron una empresa de mantenimiento de acuarios. A ellos les gustaba el asunto pero no los veía muy puestos en el tema.

De hecho, acudían al lugar donde yo trabajaba para preguntarme problemas que se encontraban con los acuarios de algunos clientes para que yo les diera las claves y ellos se anotaran el mérito de la solución. ¿Qué morro, verdad?

Pues sí, su asociación duró solo unos meses. La falta de clientes y rencillas entre ellos, echo a bajo su proyecto a pesar de acudir a mi puesto de trabajo alardeando de tarjetas nuevas.

Moraleja de este caso, no desarrolles nada con socios de dudosa confianza y, de nuevo, realiza un estudio de tu negocio o la realidad ya se encargará de hacerte ver tu error.

Y bien…

¿Qué pasa conmigo, por qué yo, que parezco el «oráculo de las mascotas», no me animé?

Te lo cuento ahora.

La tienda de mascotas que jamás monté

Los accesorios para perro generan buenos ingresos pero cuentan con mucha competencia por internet. Apostar por tres gamas: alta, media y baja, tiene sentido para llegar a un mayor número de clientes.

La tienda de mascotas que jamás monté, iba a ser un precioso espacio para animales bien pensado. Contaría con alimentos top, alejados de la clásica comida para perros o gatos. En ella los clientes podrían desconectar, recibir formaciones de mascotas e incluso aprender de plantas de interior o botánica insólita para aplicar en sus terrarios.

Una zona de animales de granja destinada a la alimentación y otros accesorios, tendría mucho sentido debido al lugar donde pensé ubicarla.

Y por supuesto, el tema acuarios, sería uno de los pilares fundamentales para alcanzar el éxito o al menos, poder vivir de mi ilusión.

¡Ah y claro que vendería online entrando al trapo en la batalla de haber quién vende más bajo!

Cargado de motivación pregunté precios de locales, y ninguno bajaba de 650 €. A este precio de pagos mensuales, debía añadirle impuestos: Cuota de autónomos, IRPF.

Además de: Gastos de gestoría, luz, agua.

Oh y que no se me olvide, ¡hay que pagar la mercancía y vestir toda la tienda para que quede bonita!

No he hecho la suma pero ya va un pico, créeme. El echar estas sencillas cuentas y obtener una cifra de gastos mensuales, me llevó a abrir los ojos y a declinar la idea. Sencillo ¿verdad?

Ojo, puedes tener muchos gastos que si se compensan con los ingresos, no hay problema, tu proyecto puede ser viable. El asunto es que no confiaba mucho en la clientela después del boom de las grandes superficies y grupos de inversión apostando por este sector que se los llevarían a su terreno con sus ofertas irrechazables.

Conclusiones

Montar una tienda de mascotas es mucho más que cuidar de mascotas desde niño. Debes contar con una visión comercial prácticamente al 100%.

Sin planificación, no sacrifiques tu dinero e incluso tu entorno o relaciones familiares. Ver cómo tu negocio se hunde agria el carácter y puedes arrastrar a las personas que más quieres.

Conocer el sector en el que vas a desarrollar tu negocio es un plus imprescindible para alcanzar el éxito. No es lo mismo jugar a videojuegos que montar por ejemplo, un Game.

No quiero desanimarte, solo abrirte los ojos y que a tú, querido lector del blog, palmes tu dinero.

A propósito, si te interesa conocer más sobre mi vida como dependiente de mascotas, te gustará mi libro «Reflexiones entre mascotas» que cientos de personas ya han leído.  Y De paso me apoyas a costear el blog.

Puedes leer los primeros capítulos aquí:

¡Muchas gracias por volver a pasar tus ojos por las frases que con tanta ilusión y esfuerzo, escribo para ti desde hace ya años!

3 COMENTARIOS

  1. Gracias por compartir tu experiencia, Miguel. No sé hasta qué punto pesimista o realista, pero muy interesante para quien esté pensando abrir un negocio.
    Buenísimo tu libro, no solo para profesionales de las mascotas, sino para compartir experiencias de vida con ese humor tan pintoresco tuyo 🙂 ¡Un abrazo enorme!

    • Muchísimas gracias Susana por tu comentario. A veces ser pesimista no es tan malo, aunque mejor deberíamos llamarlo realista. Puedes tener toda la ilusión del mundo en un proyecto, pero siempre queda la posibilidad de que no sea viable o como nosotros habíamos soñado. Por este motivo, es mejor realizar una planificación bien sesuda. Me alegra mucho de que apoyaras el blog comprando mi libro y te haya aportado diversión y conocimientos acerca de lo que se cuece dentro de las tiendas de mascotas. Un abrazo fuerte.

  2. Precisamente estuve en una casa de habitación en un barrio populoso de Comayagüela, ciudad que esta a la par de Tegucigalpa, capital de Honduras; entre a comprar un pez Guppys ya que necesito meter nuevos genes, ya que los que tengo se están mezclando entre ellos (bueno el tema no es ese); estando en el local la señora me estaba explicando que estaban rematando como locos todo el stock de productos para Perros y Gatos porque a pocas cuadras se esta construyendo una Supertiendas que es ferretería, tienda de pequeños electrodomésticos pero que también comprende un gran sección de productos para mascotas (solo Perros y Gatos) los cuales ellos venden a precios mucho pero mucho más bajo que los que venden ellos por lo tanto ellos no pueden competir; me quedaré solo con la pequeña venta de peces, tortugas y acuarios ya que sé que LA MUNDIAL no vende ese producto me dijo ella. Así es Miguel, a veces no es que no podamos vender o tener falta de experiencia, es que la verdad no se puede competir con grandes cadenas de grandes capitales como me lo dijo la señora de la pequeña tienda domestica y familiar de mi ciudad natal. Bueno Miguel hasta aquí mi opinión y decirte que siempre estoy pendiente de tu material ya que es excelente eh invaluable para mi.

DEJAR RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe aquí tu nombre