Inicio Terrario Un caracol como mascota. Te enseñamos a cuidarlo.

Un caracol como mascota. Te enseñamos a cuidarlo.

503
9
Compartir

¡Caracoles!

Esta expresión la escuchaba cuando era niño mientras veía dibujos animados, nunca entendí muy bien su significado, lo importante era que esa palabra hacía referencia a una mascota fascinante y deliciosa en todos los sentidos, te la presento ahora mismo: el caracol.

Biología del caracol.

En este artículo te hablaré de la especie Helix aspersa, una de las más comercializadas y fáciles de encontrar en prácticamente cualquier pescadería.

Los caracoles son gasterópodos pulmonados, ovíparos, hermafroditas y que viven en ambientes húmedos. Aunque cuentan con sistemas de protección a la desecación,  si el calor y la sequía es prolongada, puede acabar con ellos. Por lo tanto, necesitan salir a tomar sus alimentos después de las lluvias o durante el rocío de la mañana.

Partes de un caracol.

En esta figura se presentan las partes de un caracol, como puedes ver hasta los caracoles tienen su corazoncito.

El cuerpo de un caracol es una amalgama de órganos, siendo el de mayor tamaño el pulmón que llega a ser visible en ejemplares muy jóvenes y poco calcificados.

La glándula de la mucosa.

Esta glándula le permite al animal generar mucus que le servirá para arrastrarse por el suelo, como protección a la desecación y contra al ataque de algunos insectos.

¿Quién le iba a decir a los caracoles que ser babosos les iba a dar tanta fama? Las cremas basadas en baba de caracol están de moda, dejan la piel bien tersa.

¿Será buena idea hacer carreras de caracoles usando tu propio cuerpo como circuito?

La baba de caracol es utilizada en cosmética

La reproducción de los caracoles.

Apareamiento de caracoles. Sobran las palabras.

Ya he mencionado al inicio que son animales hermafroditas, lo que les hace tener ambos sexos en un mismo cuerpo, impresionante, ¿verdad? Gracias a esta estrategia evolutiva ambos ejemplares producen descendencia y duplican así el número de crías en una sola cópula al tener fecundación cruzada.

El apareamiento

Se produce cuando las condiciones de humedad y temperatura son las adecuadas. Incluye un cortejo elaborado en el que interviene hasta un ¡dardo calcáreo! fabricado para aumentar la excitación. No siempre lo utilizan porque se pierde entre cópulas y su generación necesita tiempo.

El terrario.

Puedes tener caracoles en multitud de recipientes. Pero debes tener en cuenta que el terrario debe ser resistente a la humedad y contar con una buena ventilación.

Un faunario de plástico es un recipiente excelente para tener un par de caracoles y observar su ciclo vital. Aquí te dejo uno que está muy bien. Exo Terra Terrario de Plástico Faunarium Mediano

Ubica el terrario en un lugar donde no le de el sol directo o tus caracoles se cocerán.

El sustrato.

Los caracoles son moluscos que les encanta permanecer enterrados para mantener frescos sus babosos cuerpos. Por este motivo es imprescindible que el sustrato esté libre de productos químicos y retenga bien la humedad.

Te recomiendo la fibra de coco o la turba rubia. Podrás encontrarlas fácilmente en tiendas de jardinería, asegúrate de que no están fertilizadas. La ventaja de ambas es que retienen bien la humedad y su pH ligeramente ácido evita la proliferación de hongos.

Mantén ligeramente húmedo el sustrato, nunca encharcado.

Añade la cantidad de tierra suficiente como para que el caracol se pueda introducir al menos tres veces su concha.

Alimentación.

Los caracoles son animales herbívoros. Por lo tanto les debes dar alimento basados en vegetales como ensaladas de esas que vienen en bolsas. Proporciónale las verduras en pocas cantidades que se pueda comer en dos o tres días, sino aparecerán hongos.

Puedes encontrar huesos de jibia en tu comercio especializado, se usan tradicionalmente para que las aves se limen el pico.

Los vegetales debes complementarlos con un hueso de jibia, o también puedes utilizar un bloque de calcio para tortugas Déjalo a su libre disposición, el caracol sabrá cuando necesita tomar su aporte de sales.

Usa pan duro y pienso de pollitos como aporte extra. Para ofrecérselo utiliza algún recipiente donde poder echarlo y así evitar el contacto con el sustrato.

El agua.

Pulveriza a tus caracoles para estimular que salgan. Ellos beberán de las gotitas que queden adosadas a las paredes. Tampoco está de más que les pongas un pequeño recipiente, como una tapa de un tarro, con agua para que beban.

Cuando pulverices procura no mojar su comida.

Recuerda que el agua para los caracoles es fundamental. Una situación de sequía prolongada puede acabar con ellos.

¿Cuánto vive un caracol?

Si lo cuidas bien puedes tener gasterópodo-mascota al menos durante cinco años. Además, si mantienes dos ejemplares, pronto tendrás caracolillos para renovar tu población.


¿Te animas a tener un caracol como mascota? Si tienes alguna duda, que no sea una excusa, deja tu comentario y te echaré una mano.

¡Gracias por compartir el artículo!

9 Comentarios

    • Hola Arturo, mi experiencia con los caracoles africanos fue buena la verdad, lo único que comen como limas. Necesitan bastante sustrato y mucha ventilación. Además, debido a su tamaño el espacio tiene que ser amplio. Yo utilicé tuppers de esos grandes de la ropa agujereados y con malla. La alimentación la misma que la que figura en el artículo para Helix aspersa o caracol de tierra común. Gracias por tu comentario.

  1. Hola, me encanto tu post, estoy deseando tener algunos caracoles.
    Me pregunto si necesitan mucho espacio, si el terrario o faunario de plástico debe ser muy grande, me gustaría tener 5 ó 6, vivo en el campo y hay siempre muchos. Y me encantaría tenerlos para poder cuidarlos y aprender.
    Me pregunto si debe ser grande…, porque tampoco quiero que vivan encarcelados.
    Muchas gracias

    • Me alegro un montón de que te haya gustado el post. Para que te hagas una idea, en un criadero de caracoles a nivel profesional, mantienen 20 caracoles por m2. Si van destinados a engorde multiplican por 10 el numero de caracoles por m2. Un caracol es una mascota que no requiere grandes esfuerzos y muy recomendable. Vigila el sol directo, no les va demasiado. Si tienes 5 ó 6 tendrás crías seguro, proporcionales un ponedero con tierra limpia y pronto verás cómo ponen huevecillos. Un saludo. Miguel.

  2. Hola! Gracias por este post! Me encantan los caracoles y hace tiempo tenía muchísimos (me pusieron huevos y llegamos hasta la 4° generación) Los acabé soltando porque eran demasiados
    El caso es que quiero volver a tener, pero me dicen que algunos caracoles tienen parásitos… Ya me da un poco de miedo cogerlos, aunque los que tuvo jamás me dieron problemas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here