Inicio Gatos Gato o gata, te ayudamos en la difícil elección

Gato o gata, te ayudamos en la difícil elección

785
1
gato o gata

¿Gato o gata? podemos dividir el mundo entre los que quieren un gato y los que quieren una gata, aunque tratándose de gatos, ¡no es raro elegir a los dos para que se hagan compañía!

En esta entrada me saltaré el paso de cómo sexar a un gato. De todas maneras te acabo de proporcionar un enlace por si tienes dudas. Aquí pretendo analizar las ventajas y desventajas de elegir entre gato o gata desde mi experiencia para ayudarte si te ves en la tesitura ¡vamos a ello!

Tener a un gato macho como mascota

Supongo que lo has pensado bien, ya sabes que un gato aunque no necesita que lo pasees por la calle, requiere atención, jugar, hacer ejercicio, establecer un territorio, curiosear y una dieta de calidad entre otros requerimientos.

gato o gata bajo manta
Gato o gata es difícil de elegir, todos son un amor.

Pues bien, si elijes un gato macho optas por una mascota de mayor tamaño que su pareja. Los gatos machos son más brutos y fuertes. Los que cuido también tienden a engordar más que las gatas, son más glotones por lo que debes tener especial precaución con su ingesta calórica si no quieres tener una pelota de pelo en vez de un minino. Pero esto no es lo peor. El sobre peso en gatos es una afección muy frecuente que acarrea problemas graves de salud, así que no lo tomes a la ligera.

Continúo con el comportamiento. No sé si es una percepción mía pero en el caso de los machos me parecen más dependientes hacia nosotros que las gatas. Se acercan más buscando mimos, son más activos y juguetones, en definitiva, llaman más nuestra atención. Es cierto que todos, tanto machos como hembras, son muy juguetones cuando son cachorros pero según crecen, la energía decrece. Ojo, es mi experiencia, siempre hay excepciones.

Los machos también tienden a marcar más el territorio, son  por lo tanto más territoriales y llevan peor ver a otros gatos cerca de ellos. Pero no te preocupes, tras la castración estas conductas desaparecen. Mira, en este artículo te escribo sobre ello:

Hablando de castración, es mucho más barato castrar a un gato que a una gata.

Tener a una gata como mascota

Las gatitas siempre se presuponen más tiernas, melosas y sociables con otros congéneres. Pero cuando entran en celo, ¡prepárate! Maullan alto y marcan un montón. Orinan en los lugares donde más huela a ti: cama, armario, sofá… Aunque también, cuando están en celo, son mucho más cariñosas. Mira, te dejo un artículo completo sobre ello.

Para mi una gatita es más fina. Si tengo que elegir entre gato o gata y busco una mascota más pequeña o estilizada, me decantaría por una minina. Eso sí, si decides castrarla, algo muy recomendable si no quieres que tu mascota se vaya de casa antes de cumplir la mayoría de edad a buscar novio, te costará bastante más. El motivo es porque es una operación más complicada.

¿Y si tengo gato y gata?

Este apartado es un extra que he decidido incluir por si no te terminas de decidir y optas por ambos. Es correcta la decisión si tienes espacio suficiente para las dos mascotas. El gato o gata, será feliz con un compañero de juegos. Además, cuando no estés y haga frío, se darán calor.

El único inconveniente que encuentro es a la hora de jugar. El macho, como te decía, es más bruto y puede agobiar a la compañera de menor corpulencia.

Conclusiones

Después de todos los argumentos anteriores, se pueden extraer las siguientes conclusiones para elegir gato o gata:

  • Los gatos machos son más grandes y tragones.
  • La castración de la hembra es más cara.
  • Las hembras son más sociables entre sí.
  • Los machos son más brutos a la hora del juego.
  • Las gatas, según mi experiencia, son más independientes.

¿Y tú qué prefieres gato o gata?

1 Comentario

Dejar una respuesta

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe aquí tu nombre