Inicio Terrario Artrópodos Gusanos de seda. ¿Cómo cuidarlos?

Gusanos de seda. ¿Cómo cuidarlos?

Aprende a cuidar los hermosos gusanos de seda y conoce la metamorfosis.

248
0
Compartir
gusanos seda
Gusanos de seda rayados buscando comida.

ECLOSIÓN DE LOS GUSANOS DE SEDA

La aventura, criando gusanos de seda, comienza con la eclosión de los huevos comprados o que te habrá regalado algún amigo.

La eclosión sucede en primavera. Es rápida y no tienes que intervenir. Verás que de los huevos negros aparecen decenas, e incluso centenas, de larvas. Ya sabrás que de cada huevo, sólo emerge un gusano.

¿En qué mes nacen?

Huevos de gusanos de seda eclosionando.

Depende de la temperatura. En España eclosionan de marzo a abril. Yo los mantengo en un lugar fresco en Guadalajara y nacen en Mayo.

Es importante que coincida el nacimiento con la presencia de hojas de morera.

Hay gente que mantiene los huevos de gusano de seda en la nevera. A mí no me gusta. Los huevos se resecan y siempre he obtenido gusanos débiles, aunque muchos criadores emplean esta técnica habitualmente para controlar la eclosión.

¿Qué hacer tras la eclosión?

Bueno ya tienes decenas de gusanos pidiendo “el bibe”, no te agobies. Alimentarlos es sencillo. Coge hojas frescas de morera, no te harán falta demasiadas ya que los gusanitos son pequeños y comen poco. Ahora, pon dos o tres hojas en una caja de cartón, es importante que no sea demasiado alta para permitirte acceder a ellos.

Recuerda colocar la caja lejos del sol, fitosanitarios y animales insectívoros, como las aves o las hormigas.

La caja de cartón no debe estar plastificada.

A continuación, separa las larvas de los huevos y de hebras de seda que hayan podido quedar de los viejos capullos formados por sus padres. Mételas en la nueva caja de cartón con las hojas de morera.

Truco: También puedes poner hojas de morera encima de los lugares donde han eclosionado. Al cabo de un par de horas las hojas estarán llenas de gusanitos que puedes trasladar a la caja limpia.

Poner solo dos hojas de morera como alimento, te facilitará la limpieza cuando los gusanos son recién nacidos.

Engordando gusanos de seda.

Echarles pocas hojas, facilita el control pero no hay que descuidar la cantidad de alimento, son muy glotones.

Ahora tienes que ir engordando esos cuerpecitos redondos y turgentes. Apropósito, los gusanos mantienen la forma redondeada gracias a una propiedad del agua: la cohesión.

Pulsa si quieres saber más curiosidades biológicas.

Para engordarlos, debes ir sustituyendo las hojas secas por hojas frescas cada día. Cuando los gusanos son pequeños, comen poco, y es posible que si no vas retirando las hojas secas, vayan quedando gusanos entre ellas y no puedan acceder a las frescas. Además, aparecerán hongos y bacterias, ¡la limpieza es fundamental!

Fases de crecimiento de los gusanos de seda.

¿Cómo te lo estás pasando? Seguro que muy ilusionado con tu criadero de gusanos, ¡me alegro! Continúo explicándote más cosas, ¡presta atención!

Los gusanos pasarán por diferentes mudas o “cinco edades” hasta llegar al estadio adulto. Comen sin cesar hasta que, de repente, cesan su actividad y se convierten en gusanos durmientes.

¿Qué son los gusanos durmientes?

Gusano implorando que la muda acabe pronto y seguir comiendo. Se aprecia bajo la boca una mancha marrón que es la nueva boca más grande proporcionalmente con un cuerpo mayor.

Me alegro de que me hagas esa pregunta. Los gusanos durmientes son aquellos que van a mudar. Para mudar, además de la piel, cambian también la boca.

Bajo la vieja boca emerge una nueva y, hasta que no se desprende la antigua, no pueden comer. Quedan entonces los gusanos de seda en una especie de letargo: los gusanos durmientes.

Finalmente, tras la muda y ya con su nuevo cuerpo, vuelven a comer como locos. Necesitan acortar al máximo su ciclo para tener éxito en la vida.

La última muda, la polilla.

La polilla es la última fase de la vida de los gusanos de seda.

La polilla es la fase adulta del ciclo. El gusano de seda, al llegar a la madurez, vacía sus intestinos, eso hace que pierda volumen y se oscurezca. La boca deja de ser una desbrozadora y se transforma en una especie de rueca. Tejen un capullo de seda y ahí permanecerán durante veintidós días aproximadamente sufriendo la mágica metamorfosis.

La metamorfosis dura unos veintidós días

La polilla tiene la boca atrofiada. Por eso es tan gordita, porque al no poderse alimentar, necesita utilizar las reservas de grasa para sobrevivir hasta aparearse y poner los huevos.

Las polillas no se alimentan.

El apareamiento.

Los machos, en respuesta a las feromonas expulsadas por las hembras, se vuelven locos en pos de la procreación. Foto de: Samuel Woo- UC Davis

Ya sabes el dicho de que “cada polilla va a su bombilla” pues bien, aquí cada polilla va a su pareja.

No voy a entrar en detalles sobre el apareamiento, sólo que existen machos y hembras, no son hermafroditas como el caracol de tierra (Helix aspersa).

Si quieres conocer más sobre él caracol, te dejo un enlace muy interesante.

Existe dimorfismo sexual en las polillas.

En segundo lugar, las polillas tras el apareamiento, depositarán cientos de huevos en las paredes de la caja de cartón. La hembra para conseguirlo, transforma su abdomen en una especie de manga pastelera, que va formando huevos amarillos.

Hembra depositando huevos. Foto de: Wormspit

A los pocos días, los huevos fértiles tomarán un color grisáceo y así permanecerán hasta la primavera siguiente en la que eclosionarán los gusanos de seda.


¿Emocionado/a tras leer el artículo? O quizá te han quedado dudas… entonces puedes dejar tu comentario, y compartirlo con nosotros.

También te será de utilidad este artículo:

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here