Inicio Terrario Anfibios El ajolote, una larva adulta.

El ajolote, una larva adulta.

Prepárate para descubrir uno de las mascotas más fascinantes del planeta Tierra.

187
0
Compartir

El ajolote, un bicho raro.

El ajolote o axolote (Ambystoma mexicanum), tiene la apariencia de los anfibios en estado larvario, incluso cuando ya es adulto. Esta cualidad se conoce como neotenia.

Neotenia.

Presenta branquias y una cola en forma de aleta caudal, rasgos típicos de renacuajos. Su esqueleto es cartilaginoso y no llega a calcificarse ni en su vejez. Además, se ha comprobado que no realiza metamorfosis como el resto de los anfibios, aunque sí alcanza la maduración sexual para reproducirse.

Ajolote mostrando orgullosos sus plumosas branquias y su aleta caudal
Ajolote mostrando orgullosos sus plumosas branquias y su aleta caudal

Estudiando la ausencia de metamorfosis, se comprobó que la tiroxina -una hormona tiroidea- es la principal hormona implicada en la metamorfosis. El ajolote, aunque presenta tiroides, no está muy desarrollado y sus niveles de tiroxina son bajos e insuficientes para iniciarla.

El tiroides poco desarrollado de los ajolotes, impide su metamorfosis

Se ha comprobado que si se les añade tiroxina al agua, maduran y se asemejan a algunas especies de salamandra. Incluso saldrían del agua para hacer parte de vida terrestre. En la naturaleza ocurre algunas veces, aunque en raras ocasiones.

La metamorfosis en anfibios está condicionada por el tiroides y los niveles de tirosina. ¿Qué pasa en el ajolote para que permanezca en estado pseudolarvario? Clic para tuitear

Datos básicos para su cuidado.

Son animales acuáticos, pasan el total de su vida sumergidos  aunque a veces salen de ella. Respiran a través de sus plumosas y vistosas branquias, aunque como el resto de los anfibios complementan con respiración cutánea.

Suele medir unos 15 cm de media, pero puede llegar a alcanzar los 30 cm.

El espacio del acuaterrario debe ser acorde a su tamaño.

 Les gusta el agua a temperatura ambiente, unos 16-21ºC. No necesitan calentador, aunque sí debes vigilar las condiciones de filtrado e iluminación.

Cambia el agua con frecuencia, al menos la mitad cada semana.

Te recuerdo algunas técnicas de filtrado que te serán de utilidad:

Alimentación.

Su alimentación es carnívora y está basada en moluscos, peces pequeños, larvas y crustáceos. Puedes alimentarlo con lombrices de tierra que encontrarás en la sección de cebo de la tienda de  mascotas, o con alimento congelado (descongelado previamente) para peces: larvas de mosquito, artemia y mysis.

Algún trocito de carne de pollo como premio, también les gustará.

No les ofrezcas gusanos de la harina, son demasiado indigestos para ellos.

Reproducción y longevidad.

Alcanzan la madurez sexual a los 12 meses de vida. La madre puede hacer una puesta de ¡hasta 1000 huevos!

Su esperanza de vida es de 10-12 años, aunque con buenos cuidados, como tú le prestarás, pueden llegar a vivir 15 años.

¿Se pueden tener ajolotes con peces?

No mezcles a los ajolotes con otros animales. Quedarían bonitos con peces, lo sé, pero no se llevarán bien.

Los peces pueden quitar la comida a los ajolotes y morderles las branquias, además, los ajolotes si ven un pez descuidado ¡podrían comérselo!

Mejor tener a los ajolotes solos.

Otras precauciones.

  • No intentes cogerlos ni sacarlos del acuario.
  • Son animales tranquilos y de cuerpo delicado, cuidado si los manipulas.
  • No te los recomiendo para niños.

Los superpoderes del ajolote.

El ajolote puede regenerarse como un personaje de ciencia ficción.
El ajolote puede regenerarse como un personaje de ciencia ficción.

El ajolote ha sido durante años un ser vivo de gran interés científico, debido a su gran capacidad de regeneración de tejidos. Es el “Lobezno” del reino animal, para aquellos aficionados a los X-MEN. No es sólo capaz de regenerar miembros amputados, si no también órganos internos y hasta una médula espinal totalmente deshecha. Por supuesto, consiguiendo una funcionalidad completa ¡Cómo nueva!

El ajolote regenera tejidos completamente, incluidos órganos internos y nervios.

Si consiguiéramos descubrir qué genes emplea para ello y cómo funcionan sus impresionantes cascadas genéticas, quizás estaríamos ante una ventana importantísima de aplicaciones en el campo biomédico. Con esta idea en mente, un equipo de científicos ha iniciado un proyecto de secuenciación de su genoma muy recientemente.

El genoma del ajolote.

Por darte algunos datos de la magnitud de esta investigación, el ser humano presenta 3200 millones de pares de bases en su ADN, que contienen unos 20000-25000 genes. Se ha descubierto, que el ajolote tiene la impresionante cantidad de 10 veces más cantidad de ADN, 32000Mb. Ya se han identificado genes que le dan su capacidad regenerante. Algunos los presentan también el resto de salamandras, otros son propiamente del ajolote.

Quizás se relacione su eterno estado larvario con su totipotencialidad celular para su alta capacidad regenerante. Aunque esto de momento son sólo elucubraciones que hacemos desde Fanmascotas, iremos actualizando las novedades al respecto.

SOS: Salvemos al ajolote.

En la actualidad, en su hábitat natural, es un animal en peligro de extinción. Debido como siempre a la pérdida de su entorno por la actividad humana y a que se caza como alimento en ocasiones.

Su cría en cautividad ha permitido mantener la especie y su comercialización en tiendas de mascotas especializadas.


¿Quieres conocer más biocuriosidades?

También me encantaría que me contaras qué tal tu experiencia con estos animales o simplemente, si te ha gustado el artículo dejando tu comentario, ¡gracias!

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here