Inicio Aves de corral y pájaros domésticos Aves de corral ¿Se pueden bañar las gallinas?

¿Se pueden bañar las gallinas?

81
0
Es bueno bañar a las gallinas
Bañar a las gallinas puede ser gratificante para ellas pero debes hacerlo con precaución

Una de las grandes preguntas de la humanidad es saber si se pueden bañar las gallinas. Nosotros lo hemos comprobado y en breves momentos podrás leer los resultados que ya te advierto que son sorprendentes.

Una gallina no es un pato

Ni un pato una gallina. Partiendo de la base de que no todas las especies son iguales ya que están adaptadas para vivir en un ecosistema concreto, debemos prestar especial precaución con no emocionarnos demasiado y pensar que nuestras gallinas adoran el agua.

Después de la experiencia que realicé con mi padre y que ahora verás con tus propios ojos, llegué a la conclusión de que las gallinas se pueden bañar porque toleran el agua.

Las gallinas toleran el agua Clic para tuitear

Recuerdo hace ya algunos años que vi un documental en el que la protagonista era una gallina sedosa y su compañera humana ya entrada en años. Aquella señora, de alto poder adquisitivo, se bañaba en la piscina con su pequeña gallina de plumas blancas. Para hacerlo, siempre contaba con la precaución de ponerle un pañal a la gallina.

Vi un documental en el que una señora acaudalada disfrutaba del baño en su piscina acompañada de su gallina. Clic para tuitear

¡No me preguntes qué pañal utilizaba pero el caso es que en aquél documental vi una gallina sedosa, con un pañal metida en una piscina!

El ave, lejos de incomodarse, parecía cómodo en los brazos de su amiga humana. Eso sí, en todo momento no se desprendió de los brazos de la señora.

Ver aquel documental marcó mi vida. Y desde ese momento, pensé en bañarme con una de mis gallinas en la piscina. Lamento decepcionarte si te digo que todavía no lo he llevado a cabo. Supongo que a día de hoy manejo otras prioridades y persigo otros objetivos, no sé si llamarlos, más mundanos como simplemente, dar un manguerazo a las gallinas de mi gallinero.

Mi experimento bañando gallinas

bañar las gallinas no tiene sentido cuando viven en el campo al aire libre, con la lluvia y la tierra se bañan solas
Las gallinas que se crían en semi-libertad, pasan mucho tiempo en el exterior y están preparadas para mojarse aunque al llover, siempre se ponen a cubierto.

Este año en España hemos sufrido un calor enorme. No sé si conoces que las aves generan mucha temperatura, para que te hagas una idea, la incubación de los huevos de gallina, se lleva a cabo a 37,5 ºC aproximadamente y si relacionamos un poco, esa es la temperatura que tenemos cuando estamos enfermos.

A propósito, ya que me he mencionado el tema de incubar pollos, te dejo un artículo que te resultará interesante:

Continuo. El asunto es que este verano, nuestras gallinas no dejaban de abrir el pico por el calor. Siempre procuramos ponerles agua fresca pero ya te digo que ha sido un verano muy duro, el más duro que se recuerda en cuanto a sequía y altas temperaturas. Pues bien, lo que hicimos fue bañar a las gallinas con una manguera.

Te lo dejo a continuación, es muy importante que lo veas para entender las conclusiones:

Como puedes observar, no solo bañamos a las gallinas, también a las palomas e incluso a las codornices. Los animales lo agradecieron y su temperatura corporal bajó, pero creo que no fue muy buena idea.

¿Cuál fue el resultado después de bañar a las gallinas?

Como ya he mencionado la temperatura bajó, eso fue lo mejor de todo.

Los animales no parecían rehuir al baño, lo que me hace sospechar poca repulsión al agua. De hecho, si observas tu mundo exterior durante un día de lluvia (para hacerlo solo debes levantar los ojos de la pantalla de tu smartphone), verás cómo los pájaros se mojan aunque se resguarden entre los árboles e incluso cuando no llueve, se bañan en charcos o regueras. Es una realidad decir que a las aves les gusta el agua y bañarse.

Personalmente, nunca he visto a mis gallinas tratar de darse un baño en un bebedero como por ejemplo lo hace un canario, pero sí darse baños de tierra e incluso ceniza.

Echa un vistazo, te dejo cómo se bañan mis gallinas, si es que se puede llamar así, en ceniza:

Les viene genial para desparasitarse y disfrutan mucho haciéndolo pero en el caso de mojarlas no me gustó tanto.

Desventajas de bañar a las gallinas

Desde mi punto de vista, la mayor desventaja de mojarlas es que si luego están en el gallinero y no en una superficie sin tierra, paja o arena, se manchan muchísimo.

Otro punto en contra es que se pone todo perdido de agua y la mezcla de excrementos de gallina y barro, crea un sustrato perfecto para que aparezcan hongos.

En este punto debo recomendarte ZOTAL para desinfectar el gallinero de manera general, va genial, si no lo conoces deberías al menos echar un vistazo, es uno de mis secretos para que mis gallinas sean felices:

Por último, para cerrar el apartado de las desventajas, tras mojar el gallinero, ascendió la temperatura de nuevo y el recinto presentaba un calor húmedo muy angustioso para nosotros y los animales.

¿Cuándo bañar a una gallina?

Bañar las gallinas les puede suponer un alivio cuando sufren calor
Esta pobre gallina se ha manchado el pico, lavárselo con un poco de agua no estaría de más.

Entonces, ¿cuándo debemos bañar las gallinas? Te recomiendo que solo lo hagas en casos concretos:

  1. Gallina con piojillos y es necesario desparasitarla.
  2. Calor alto pero hay posibilidad de dejarlas en un lugar sin tierra para que se sequen sin ensuciarse.
  3. Heridas que necesitan desinfección.
  4. Casos de diarrea.

Aunque ellas se secarán solas, es importante evitar las corrientes de aire y por supuesto, no hacerlo cuando haga frío, la mejor estación del año es en verano puesto que se pueden secar al sol, pero siempre teniendo la precaución de que haya sombras.

¿Qué te ha parecido mi experimento?

¿Alguna vez has pensado en darte un baño en una piscina con una gallina sedosa o simplemente bañar a tus gallinas?

¡Déjame tu comentario!

DEJAR RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe aquí tu nombre