Inicio Acuarios La esponja del filtro en el acuario, tutorial

La esponja del filtro en el acuario, tutorial

523
0
Para tener un acuario exhuberante es necesario un buen sistema de filtración, buena luz y nutrientes para las plantas. La esponja del filtro es vital en el buen funcionamiento del acuario.

Una pregunta que me han hecho muchos aficionados a los acuarios y clientes es: ¿cuándo se debe cambiar la esponja del filtro? No te preocupes, este dilema todos lo hemos tenido alguna vez y si te soy sincero, a mí cada aficionado me decía una cosa. Así que acudí a una tienda de mascotas creyendo que serían profesionales y adivina, me engañaron.

De esto ya hace más de 20 años. Lamentablemente, hay compañeros poco profesionales, que no sé si por codicia o desconocimiento, asesoran mal en este tema. Para aclarar dudas, nace esta nueva entrada del blog. En ella analizaré los tipos de esponjas de acuario que podemos encontrar y por supuesto, evitaré que te engañen como hace años hicieron conmigo.

La importancia de la esponja del filtro

Sin enrollarme demasiado, debes saber que un filtro de acuario en condiciones, debe contar con al menos dos tipos de filtración:

  1. Biológica.
  2. Mecánica.

Hoy me centraré en la filtración mecánica porque precisamente es la que ejerce la esponja del filtro, forme parte del tipo que sea, filtro interior, exterior o de mochila, entre otros.

Efectivamente, como su propio nombre indica, la filtración mecánica consiste en retirar de manera mecánica, la suciedad que lleva en suspensión el agua del acuario.

La suciedad del agua en el acuario

Esponja del filtro sucia
Te sorprenderá cuando abras tu filtro después de un mes de funcionamiento. No te asustes, es normal que esté sucio, pero eso no quiere decier que debas tirar la esponja. Aquí un filtro de mochila..

Cuando sifonamos o aspiramos la grava del acuario vemos como sube el agua color negra. Toda esa coloración no es más que la suciedad de los peces que ha precipitado al fondo. La misión de nuestro filtro es hacer pasar el agua a través de las cargas filtrantes y retener la mayor cantidad de detritus antes de que precipite en el fondo.

En el caso de que haga un trabajo deficiente, se pueden producir algunos problemas como por ejemplo, condiciones de anaerobiosis, o déficit de oxígeno en el acuario.

Aquí interviene la protagonista de toda la historia, la esponja del filtro. En ella, según su densidad, se retendrá una mayor o menor cantidad de materia orgánica.

¿Son todas las esponjas del acuario iguales?

Encontramos diferentes tipos de esponja clasificadas según su densidad. Cuanto más densas son, mayor capacidad de retención tendrán. Este fenómeno es debido a que son más compactas y al pasar el agua a su través, hace que le cueste más salir de esa maraña a las partículas en suspensión que transporta el agua.

Esponjas muy porosas vs esponjas poco porosas

Esponja del filtro vista a la lupa
Vista a la lupa de una esponja de porosidad media. Es la más común que vas a encontrar.

Es frecuente caer en el error de optar siempre por una esponja muy densa, de este modo, será más sencillo retener un montón de suciedad, ¿no crees?

Pues bien, como acabamos de ver, las esponjas del filtro densas retienen muchas partículas lo que hace que se sature o colapse antes. Es decir, deberás limpiar el filtro más a menudo

Lo ideal es combinar esponjas que retienen partículas gruesas en la primera etapa de filtrado, es decir, al principio, con otras que retienen partículas finas, en la última etapa. Esta disposición se antoja imprescindible sobre todo en los filtros de estanque ya que por ellos pasa una gran cantidad de materia orgánica e inorgánica.

Las esponjas muy densas y con muchos poros, mejor al final de la filtración

Recuerda que si en un filtro de estanque colocamos al principio una esponja fina para recibir el agua sucia, la efectividad del sistema de filtración decaerá. Nos tocará limpiar el filtro cada tres o cuatro días.

En el caso de los pequeños filtros de acuario, por ejemplo algunos filtros interiores o filtros de mochila, encontramos solo un tipo de esponja. Esta tiene una porosidad intermedia ya testada. Si tu acuario incluye este modelo, no te recomiendo cambiarla por una más densa o por otra diametralmente opuesta, es decir, con poros más grandes.

Esponjas con carbón activo incorporado

Otro modelo bastante popular que puedes encontrar en tiendas especializadas, son las esponjas con carbón activo.

Con ellas se pretende hacer una filtración mecánica, como ya hemos visto y una filtración química. ¡Oh, de esta no habíamos hablado! Básicamente consiste en eliminar sustancias disueltas muy muy pequeñitas, como por ejemplo coloraciones del agua que dan los troncos de acuario por los taninos.

El inconveniente que tienen es que el carbón se satura rápido. Por eso te las recomiendo para momentos puntuales, como por ejemplo, retirar un medicamento o si el agua necesita un tratamiento rápido.

¿Cuándo debemos cambiar la esponja del filtro?

Continuamos con el maravilloso mundo de las esponjas dando respuesta a esta interesante pregunta.

Yo siempre recomiendo cambiar la esponja del acuario cuando se rompe. Es decir, si cuando la limpias ves que se te van quedando trozos en los dedos o aparecen las primeras grietas, es el indicativo de que toca poner esponja nueva.

Cuando la esponja se rompe o está muy blanda, es el momento de cambiarla

En algunas tiendas de mascotas te van a recomendar que la cambies mensualmente y no es lo correcto, ¿sabes por qué? Verás que tras pasar un mes, tu esponja sigue sucia pero mantiene perfectamente su forma. En efecto te están intentando colar una nueva.

De todas maneras, aunque sean elementos resistentes dentro del filtro, es necesario hacerles un mantenimiento adecuado. Lavarlas con agentes corrosivos, tirar de ellas o estrujarlas con demasiada fuerza, las deteriora más rápido.

¿Cómo se debe limpiar la esponja del acuario?

No solo las bacterias beneficiosas para la vida del acuario se acumulan en los canutillos filtrantes. Una parte de ellas, también se instalan en la esponja. Es por ello que debemos limpiarlas con agua del acuario para no dañar el ciclado.

  1. Te recomiendo que eches en un cubito, agua sin cloro. Es decir, agua de tu acuario.
  2.  Ahora estruja unas cuántas veces en él la esponja sucia. No hace falta que te quede limpia del todo, en este caso, ser un poco guarro, no está de más. De este modo, conseguirás que parte de la colonia bacteriana, perdure entre los poros de la esponja.
  3. Ahora no queda más que colocarla y arrancar el filtro.

Como ves es bien sencillo hacerlo, pero he ido más allá y he visto al microscopio lo que esconde la esponja de mi filtro, ¿quieres verlo? Pues vas a alucinar.

Recambios recomendados

Para finalizar, vamos a ver algunas recomendaciones para cambiar la esponja del filtro, por si ya te has percatado de que es insostenible mantenerla durante más tiempo.

En primer lugar, lo tienes tan fácil como buscar el modelo de tu filtro y comprar una exáctamente igual a la que tenías. Así de sencillo.

La opción alternativa, que suele ser más económica, es comprar una esponja más grande y cortarla según la medida que necesites.

Mira me refiero a este tipo:

Esta esponja mide 50 x 50 x 2 cm de ancho. Es perfecta para poner como segunda etapa de filtración.

Si tu filtro es de mochila o interior más pequeño, la esponja anterior será demasiado grande. Entonces permíteme recomendarte la siguiente:

¿Y qué pasa si el filtro de acuario es redondo?

Entonces no te aconsejo comprar una rectangular. Tirando de sentido común, debemos comprar una esponja cilíndrica que nos sea más sencillo adaptar al filtro. Este tipo de esponjas son comunes en los filtros de botella, como por ejemplo los eheim classic, 2213, 2215 o 2217 entre otros.

Aquí tienes unos recambios que harán buen apaño, solo tienes que hacer click en ellos para ojearlos:

Conclusiones

Las esponjas del filtro son elementos indispensables para la vida del acuario. Elegir la adecuada y hacer un mantenimiento óptimo, limpiándolas con agua del acuario, es imprescindible.

Es importante cambiarlas cuando se están deteriorando, pero no hacerlo sistemáticamente cada mes.

DEJAR RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe aquí tu nombre