Inicio Curiosidades ¿Pican las mantis religiosas?

¿Pican las mantis religiosas?

171
0
pican las mantis religiosas o es mentira
Cuando una mantis te mira con estos ojitos es imposible pensar que pueden ser insectos malos con ganas de hacernos daños.

Así, sin más dilación ni enrollarnos, vamos a conocer si pican las mantis o no. Esta pregunta es uno de los grandes misterios de la humanidad o mejor dicho, una de las grandes leyendas urbanas que conozco desde que era un pequeño bichejo.

Hoy, tras años de estudio y cría de mantidos por mi parte, vas a quedar con todas las dudas resueltas.

Morfología de las mantis

El aspecto de las mantis como un insecto fuera de lo común equipado con patas delanteras poderosas y un par de ojos compuestos que parecen seguirte a donde quiera que vas, generan miedo a muchas personas. En especial a las que ya de por sí sienten repulsión por los bichos.

El miedo que genera el desconocimiento, nos hace buscar excusas para no acercarnos a las mantis:

  • ¡Cuidado son bichos venenosos!
  • Las mantis pican y te dan fiebre.
  • No las mires que dan mala suerte.

Jamás un ser vivo que «reza» como Sta Teresa, generó tanto pánico (¿o sí?). En vez de verlo como un alma cándida nos da mucho respeto.

Ahora que ya sabemos por qué nos da tanto miedo, vamos a averiguar si pican o no, la cosa ya te advierto que no es tan sencilla como parece.

Las mantis sí pican… a veces

pican las mantis religiosas y producen fiebre
La verdad que al ver estas pedazo de patas, nos puede dar un poco de miedo y pensar que las mantis pican ¡y con ganas!

Como todo ser vivo que habita en el planeta Tierra, las mantis si se ven atrapadas, ya sea por un humano, lagartija o cualquier otro ser que las pueda poner en peligro, siempre tratarán de defenderse.

Esto no quiere decir que nuestra sola presencia provoque una respuesta belicosa hacia nosotros. Podemos mantener mantis caminando sobre nuestras manos con total normalidad porque ellas no van a hacernos daño, no son venenosas.

Las mantis no son venenosas. Clic para tuitear

Cuando sí pueden picarnos es cuando las sujetamos del cuerpo. Ellas tratarán de zafarse con sus patas delanteras o con sus potentes mandíbulas, ¿tú que harías en su lugar? Yo lo tengo claro ¡no me dejaría comer!

De hecho, su forma de cazar es atrapando a sus presas al acecho o esperando y devorarlas vivas. En ningún momento la inoculan ningún tipo de veneno para reducirlas.

Mira aquí puedes ver cómo cazan las mantis a sus presas. El vídeo es de nuestro canal de Youtube Fanmascotas. ¡No olvides seguirnos para no perderte todos los demás!

¿Qué sucede si te golpea con las patas o te muerde?

No pasa nada más que te llevarás un pellizco por haberla molestado. No tendrás fiebre, será difícil que te haga sangre y ella jamás se ensañará contigo, siempre tratará de huir.

Al igual que los insectos palo, su principal estrategia para sobrevivir es ocultarse con la vegetación que la rodea y no el enfrentamiento directo.

Las mantis siempre tratan de huir al sentirse amenazadas. Clic para tuitear

Cada día somos más aficionados a criar mantis como mascotas exóticas precisamente por eso, porque no son venenosas y su apariencia es fascinante.

Conclusión

las mantis no pican
He comprobado con mis propias manos que las mantis no pican.

Podemos asegurar que las mantis no pican, si consideramos picar es lo que hacen las avispas o lo mosquitos.

Ellas no poseen veneno porque se alimentan de presas que capturan con sus patas prensoras delanteras y luego devoran vivas, así pues, no lo necesitan. Los humanos somos mucho más dañinos que ellas aunque nos sirvan incluso para escribir novela negra, aquí un ejemplo:

El pensar que pican las mantis es una leyenda urbana o rural que se remonta desde hace siglos debido al desconocimiento que hay sobre esta especie. Lejos de producirnos dolor y daño, nos libran de plagas que pueden afectar a nuestros cultivos e incluso dañarnos a nosotros con picaduras reales. Por ejemplo, las pequeñas mantis recién nacidas, cazan decenas de presas voladoras, como mosquitos que devoran con gran entusiasmo.

Solamente podría picar una mantis si la atrapamos de malas formas y la producimos estrés. En este caso tratará de defenderse para escapar lo antes posible y que la dejemos tranquila.

Por último, si te ha picado un poco el gusanillo por conocer más sobre el mundo de las mantis, no te pierdas el siguiente artículo en el que te enseño a tener una mantis como mascota.

Y un buen libro que yo tengo para conocer más sobre las mantis y sus cuidados:

DEJAR RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe aquí tu nombre