Inicio Gatos Los gatos son malos ¿o no? Te cuento mi experiencia

Los gatos son malos ¿o no? Te cuento mi experiencia

232
2
Los gatos son malos, lo descubrimos
Los gatos son una de las mascotas más abundantes que tenemos. Pero muchas personas se niegan a tenerlos porque consideran que son malos, ¿te parece malo este minino? Gato de: Antonio García

No son pocas las personas que optan por tener un gato como mascota. De hecho, he leído por ahí que son la mascota del futuro y desde mi punto de vista sin duda lo son. Son presente y futuro. La cantidad de gatos que pululan por el mundo y el volumen de venta que facturan en las tiendas de mascotas, es enorme.

¿Pero son una buena mascota o realmente los gatos son malos como una parte de la población cree?

Frases como…

  • Los gatos no reconocen a su dueño.
  • No es mi gato, yo soy su humano.
  • El gato seguro que espera a que me duerma para asesinarme.
  • Solo se acuerda de mí cuando tiene hambre o frío.
  • Los gatos son malos para embarazadas.
  • Mi gato es más inteligente que yo.
  • Los gatos son animales muy independientes que apenas te hacen caso.

…son solo un ejemplo del debate que se crea en torno a estos animales.

Pues bien, en esta entrada, te contaré mi experiencia con estos increíbles felinos porque yo también sucumbí a la tentación de mantener un minino en casa como tantísima gente amante de los animales o como tantos amigos del blog que lo siguen en las redes sociales. Muchos de ellos me han hecho llegar a la redacción de Fanmascotas (vamos a mi correo info@fanmascotas.com), las fotos de sus queridos mininos para mostralos al mundo a través del blog.

Así que prepárate para ver fotos de gatitos reales, sin photosop, ni maquillaje, y a conocer mi experiencia, con el objetivo de extraer conclusiones sobre si los gatos son malos.

Antes de que se me olvide, recordarte que al final de la entrada puedes dejar tu comentario dándome tu punto de vista sobre este tema, me encantará leerte.

Motivos por los que tener un gato

Gatos son malos, se suben en todo
Tu casa es el territorio de tu gato. Una estantería puede ser el escondite perfecto para acechar a una posible presa. Foto de Ana Hereu

No quiero empezar demasiado cañero con los gatos sacándoles defectos, no se lo merecen, al menos no todos. Por este motivo, comenzaré con el lado positivo que nos puede aportar cuidar de un gato en casa.

¿Qué te parece? Si eres un gato, y estás leyendo esta entrada, seguro que genial.

Tener un felino por casa dando vueltas y durmiendo buena parte del día, a priori no parece muy motivador. Pero un gato, si está perfectamente domesticado, aporta muy buen rollo al hogar; veamos algunos ejemplos, a ver qué te parecen:

  • Casi siempre tendrás alguien que te salude al llegar a casa.
  • El frío se lleva de otra manera con el cálido cuerpo de un gato encima.
  • Algunos llegan a besarte con su lengua áspera.
  • No son pocos los gatitos con los que puedes mantener una conversación medianamente fluida. Tú los hablas y ellos maúllan. Es muy divertido.
  • Es posible jugar con ellos.
  • Son suaves al tacto.
  • Los puedes dejar solos en casa porque son muy independientes.
  • Su mantenimiento, a menos que sea un animal con problemas, no es demasiado caro.
  • Son muy limpios. Les colocas un arenero y teóricamente van a a él.
  • Te protegen de plagas de invertebrados y vertebrados.
  • No es necesario comprarlos,  los puedes adoptar.
  • Están muy estudiados y por lo tanto, hay piensos muy buenos orientados a ellos.
  • Son animales robustos.
  • Su carita es adorable.
  • Observarlos es divertido.

Seguro que se te ocurren un montón de razones más para tener un gato u otro gato. Recuerda que puedes dejar siempre que quieras tu comentario

A propósito, ¿qué prefieres gato o gata?

los gatos son malos o es su naturaleza
¿Verdad que es adorable?¿Eres de los que piensan que los gatos son buenos o que son malos? Foto de: Silvia Misco y Any.

Motivos por los que no tener un gato

Si todavía andas en la dicotomía de si adoptar un gato o no, voy a contarte algunos quebraderos de cabeza que me dieron los míos. No trato de estigmatizar a los gatitos pero es importante que conozcas detalles que no todo el mundo te cuenta.

Los gatos son malos por naturaleza

Si entendemos como «malo» el no comportarse como un humano educado. Hoy en día se consideran a las mascotas personas, ya sabes eso del perro hijo e incluso el gatijo.

Mira, he escrito sobre este fenómeno una entrada:

Pues bien, cuando el gatito hace algo que no debe, como por ejemplo, arañar los muebles o el sofá, llenar de pelo tu ropa favorita, vomitar bolas de pelo, orinar fuera del arenero… Creemos que los gatos son malos.

¿Qué persona en su sano juicio orina fuera del arenero?

Llegado a este punto creo que es el momento de analizar algunas de las cosas que peor llevo de tener un gato.

Una mascota de hábitos nocturnos
gato malo con las plantas
Las macetas y las plantas, no se llevan demasiado bien con los gatos. A los mininos les encanta comer plantas para mejorar su tránsito intestinal. Procura ponerles siempre hierba gatera o darles malta de lo contrario tus plantas sufrirán. Foto de Ana Hereu .

Sus hábitos nocturnos son igualmente objeto de controversia. Si se trata de animales jóvenes, puede dar mayor sensación de que los gatos son malos. Esto es debido a su mayor actividad fruto de la juventud.

Por otro lado, a los gatitos les encanta jugar. Con el juego se entrenan y divierten. Su actividad la desarrollan al caer la noche que es cuando ellos cazan pequeños roedores, como ratas o ratones. Su biología choca con nuestro descanso nocturno y genera incomodidad a algunas personas.

El celo

Si tu gata o gato entra en celo, prepárate para la serenata. La mayoría de los gatos en celo maullan un montón y marcan más de la cuenta. ¡Yo he llegado a encontrarme orín de gato en mi almohada y en mi ropa! Así que imagínate el desaguisado.

Si quieres conocer más sobre el celo de los gatos, he escrito sobre él. Te dejo el enlace:

Una forma de corregir esta conducta, es recurrir a la castración. A día de hoy, hay personas que se oponen pero si queremos controlar la población de gatos y evitar abandonos, de momento no hay muchas más alternativas, excepto encerrar al gato y soportar los comportamientos ligados al celo.

Los animales castrados son mucho más tranquilos porque su nivel hormonal desciende y eso genera gatos que no son malos o al menos que parecen más buenos en relación al comportamiento humano.

Arañar el sofá y muebles

Los míos destrozaron el sofá por la parte de abajo. Era su lugar favorito para marcar con sus patitas y de paso, afilarse las uñas. Si tienes una casa de diseño o mucho amor por tu mobiliario de casa, debes valorar este punto y extremar precauciones antes de que sea demasiado tarde.

Privar a los gatos de sus uñas por salvar sofás, es cruel y aberrante. Clic para tuitear

Qué no le falte a tu minino un buen rascador y educación. También venden protectores para los laterales del sofá, que es donde más les gusta arañar, mira:

Recuerda que todos los gatos se afilan las uñas o marcan con sus patitas, por lo tanto es fundamental que esa necesidad se la satisfagas.

Problemas de salud y alergias

Creo que no es justo tachar a los gatos de malos porque causen alergias pero si eres alérgico al pelo del gato y ves uno de ellos, te será inevitable relacionarlo con un animal maléfico.

Es importante conocer si eres alérgico o no, si tienes dudas, mejor no adoptar porque puedes tener un problema serio en el futuro próximo.

Piensa primero en tus alergias y tu modo de vida, antes de adoptar a un gato. Clic para tuitear

Por último, en el caso de que estés embarazada, es importante que consultes con tu médico para ver cómo actuar. Los gatos pueden transferir enfermedades como la toxoplasmosis que afectan al futuro cachorro humano. Por este motivo, los gatos son malos si deseas tener familia y no llevas control sanitario.

Cambios bruscos de comportamiento

explicar si una gata en celo es un gato malo
Las gatas también son muy protectoras de sus cachorros. Atacarlos o hacerlos daño, puede generar conductas agresivas. En esta foto aparece Akane y su hijo Piu. Foto de: Rosa María Arús.

Este es uno de los más serios. Mucho más que arañar un sofá o soltar pelo por casa. Conozco a varias personas a las que su gato se les cruzó el cable y de repente se volvieron agresivos. De hecho, doy fe de que a una señora casi le saca los ojos su lindo gatito. Al parecer el animal se puso una noche muy nervioso y la tomó con la mujer; la actuación rápida del marido pudo salvar a la mujer de daños mucho más severos.

Si notas que tu gato tiene comportamientos extraños, consulta con un veterinario o un etólogo antes de que realice acciones inesperadas. Clic para tuitear

Es fundamental no olvidar que los gatos no dejan de ser animales y pueden sufrir cambios de humor, aunque no es lo normal este tipo de conductas agresivas.

Conclusiones

Decir al 100 % si los gatos son malos o no es muy difícil. Todo depende de la situación de cada persona, lo que está dispuesto a tolerar y el comportamiento del gato en cuestión. De todas formas, si eres un enamorado de los gatitos, le pasarás por alto muchas de sus travesuras y no te pareceran tan malas.

¿A ti te parecen los gatos malos? Cuéntame tu experiencia.

Agradecimientos: A todos los seguidores de Fanmascotas de nuestro grupo de facebook «Biología y mascotas | Fanmascotas» que han donado sus fotos.

2 COMENTARIOS

  1. ¡Hola Miguel! Muy buena entrada, me ha gustado tanto como mi gato 🙂 Para mi, tener gato ha sido una experiencia muy positiva. Podríamos decir que he tenido suerte de tener lo que catalogamos como «buen gato», es bastante obediente. Sin embargo, como bien dices, el buen o mal comportamiento es un invento nuestro basado en nuestro estilo de vida. ¡Me ha gustado mucho esta forma de pensamiento! Felicidades por el trabajo 🙂

    • ¡Mil gracias por tu comentario Susana! Sí, los gatos son buenos o no, dependiendo de lo asilvestrados que estén, no hay más. Una buena educación de pequeñitos o coger un gato tranquilito, ahorra muchos problemas.

DEJAR RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe aquí tu nombre