Inicio Pequeños mamíferos Otros roedores Jerbo (Meriones unguiculatus), la alternativa al hámster.

Jerbo (Meriones unguiculatus), la alternativa al hámster.

Llegó el momento de conocer a los jerbos, ¡te enamorarán!

420
0
Compartir
Jerbo bípedo.

El jerbo, ese gran desconocido.

Recibamos con todos los honores al jerbo, una mascota encantadora, fácil de mantener, más longevo que un hámster (6-7 años) , pero curiosamente menos demandado.

Inconvenientes de los jerbos como mascotas.

De acuerdo, será difícil convencerte de las bondades del jerbo, o Gerbiles de Mongolia, comenzando por sus pequeños defectos pero esta especie, al igual que nosotros, los tiene. No te quedes sin conocerlos, los he escrito para ti a continuación.

El primero es que tiene cola. Personalmente me da igual, pero a muchas personas que asesoro sí parece importarles. Los consideran ratas, ¡pero las ratas también son encantadoras! Y si no te lo crees, te recomiendo la lectura de este artículo y luego me das tu valiosa opinión.

En segundo lugar, otro de sus pequeños problemas, es que roe todo lo que pilla. Necesitan desgastar los dientes. ¿Y tú que harías si no te dejan de crecer? Yo por lo menos me comería hasta las patas de la mesa sobre la que escribo.

En fin, obviando ambos detalles, es hora de que conozcas a estos roedores más en profundidad.

¿Es mejor uno o dos jerbos?

Debes mantenerlos por parejas compradas a la vez. Si tienes un jerbo solitario, puede tolerar mal la presencia de un compañero.  Además, dos individuos se darán calor y se harán compañía e incluso se acicalarán el uno al otro.

Apropósito, te aconsejo hembras, los machos son muy territoriales y pueden pelear entre ellos.

LO IDEAL ES tener dos hembras y adquirirlas a la vez.

Alojamiento.

Te ofrezco tres opciones para mantenerlos, elige la que más te guste.

Jaula que no sea de plástico.

La típica jaula metálica de buen tamaño y varias plantas de altura, es una estupenda opción.

Aquí te dejo una económica que no contiene muchas partes de plástico, y cuenta con dos alturas.

Cuanto mayor sea la jaula, más cómodos estarán tus jerbos.

Ventajas:

  • Ventila mejor.
  • Los barrotes permiten trepar al roedor y hacer ejercicio.
  • Si tiene varias plantas, los jerbos tendrán más espacio.
  • También puedes colocar un plato con el alimento en la parte alta de la jaula y evitar que la comida se mezcle con el sustrato.

Inconvenientes:

  • Al escarbar pueden manchar los alrededores de la jaula.

Consejo: Si tu jerbo escarba y tira todo al suelo, mete la jaula en un recipiente plástico más bajo y solucionarás el problema.

Contenedor de plástico grande.

Coloca a modo de tapa, una rejilla que permita la ventilación. Puedes hacerla con malla y cuatro piezas de madera. Aprovecha los márgenes de plástico para anclar la tapa al recipiente.

Finalmente, practica tres pequeños agujeros en un lateral del contenedor para poder colocar el bebedero, tipo biberón.

Ventajas:

  • Bajo coste.
  • No tira nada fuera si escarban.
  • Les puedes colocar una rueda grande y lisa para que hagan ejercicio.

Inconvenientes:

  • No los podrás ver más que por arriba.
  • La ventilación es peor.
  • Los jerbos reducen su campo de visión.

Reutilizar un acuario.

Te aconsejo un acuario de al menos cien litros.

Ventajas:

  • Puedes observar al jerbo, y él a ti, de una manera nítida y sin barrotes.
  • Todo lo que sea reutilizar significa ahorrar, el coste es bajo.
  • Permite colocar una rueda grande para que el jerbo haga ejercicio.
  • El roedor no se lo puede comer y escapar.

Inconvenientes: 

  • Fijar el bebedero al cristal es una prueba de ingenio. Opta por usar ventosas o alambres para conseguirlo.
  • Tienes que disponer de un acuario grande sin usar, y no es algo que abunde por ahí.
  • Ventila peor que las jaulas, ¡en verano extrema precauciones!

Una vez elegido dónde los vas a tener, te aconsejo que eches un vistazo al siguiente artículo para elegir el lecho higiénico adecuado.

¿Qué come un jerbo?

¡Algo trama este jerbo!
¡Algo trama este jerbo!

Como alimento utiliza pienso específico para ellos complementado con heno. El heno aportará fibra y le servirá para desgastar los dientes.

Si no tienes dónde comprar alimento para jerbos, utiliza el de hámster, pero vigila el peso del animal.

El pan duro también les encanta y les sirve para poner a punto los dientes. Elige pan de barra -parece un eslogan-, el de molde no les gusta, al menos a los míos.

La fruta, espinacas, alfalfa, gusanos de la harina y las nueces, son un excelente aporte complementario.

Las nueces dáselas enteras, les servirán como juguete y para desgastar los dientes. Si ves que no son capaces de abrirlas, párteselas tú ¡pero no con los dientes! si los jerbos no han podido romperlas, tú tampoco podrás.

No te olvides del agua, les gusta fresca. En verano procura cambiársela a diario y mantener los bebederos siempre limpios.

El agua es de vital importancia. Siempre debe estar disponible.

Por  último, jamás les des alimentos ultraprocesados como snacks o golosinas.

Reproducción.

Una jerba bien alimentada puede tener alrededor de siete camadas/año. La media de cachorros son cuatro por camada, cantidad que llenará tu casa de jerbos rápidamente y te verás desbordado.

Los jerbos son muy prolíficos.

Al ser animales poco conocidos y que tienen cola, es complicado desprenderse de ellos, por lo tanto no te recomiendo la reproducción excepto si tienes colocadas las crías.

El nido.

La mamá jerbo hace nidos con el material disponible dentro de su jaula.  El uso de heno será de nuevo muy importante. Igualmente puedes proporcionarle papel higiénico, pañuelos de papel o algodón para hámster.

El nido es muy importante para cobijarse.

El manejo del jerbo.

Es fundamental que no les cojas de la cola, y si te ves obligado a hacerlo, hazlo de la base.

No les cojas de la cola.

Personalmente los cojo con un vaso de plástico; los introduzco en él, y luego me los pongo en la mano, así nunca me muerden.

El jerbo es un animal s muy limpio. No hace falta que los laves, odian mojarse.
El jerbo es un animal s muy limpio. No hace falta que los laves, odian mojarse.

Cuanto más interacciones con ellos, más felices y cómodos estarán. Los puedes sacar por casa cuando ya estén habituados a su entorno, es decir, cuando coman de la mano y no se escondan al verte. Siempre que los saques hazlo en un lugar controlado, con puertas cerradas y sin recovecos donde esconderse.


Bueno, y ahora qué prefieres, ¿un hámster o un jerbo como pequeña mascota?

Ayuda a que más gente conozca a estos simpáticos animales (¡a pesar de tener cola!) compartiendo el artículo en tus redes sociales.

¡Gracias por la lectura!

 

APRENDE GRATIS SOBRE MASCOTAS

Suscríbete, sin compromiso de ningún tipo, y recibe GRATIS todos los artículos nuevos escritos por BIÓLOGOS y PROFESIONALES del sector.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here