Inicio Pequeños mamíferos Otros roedores Jerbos que se pelean, analizamos las causas

Jerbos que se pelean, analizamos las causas

363
0
jerbo en la mano
Los jerbos son animales tranquilos hasta que entran en conflicto entre machos

Los jerbos son animales entrañables que a veces tienen muy mala uva entre ellos. A mí nunca me ha mordido ninguno, pero sí he observado las disputas despiadadas que mantienen entre algunos ejemplares. Todas ellas terminan con contendientes heridos por las fuertes dentelladas que se propinan, pero ¿por qué se muerden los jerbos?

Jerbos mosqueados

Sin lugar a dudas el problema radica en lo territoriales que son estos animales, sobre todo los machos. Las peleas entre ellos las desencadenan diferentes motivos que vamos a ir desgranando punto por punto para que descubras las causas de la agresividad y puedas atajar el problema de manera correcta.

Los jerbos macho son más agresivos que las hembras Clic para tuitear

La territorialidad

Es la pauta que empuja a una animal, en esta caso a un jerbo, a defender su espacio vital de manera agresiva. Por lo tanto tu mascota lleva escrito en sus genes la necesidad imperiosa de ser el jerbo más fuerte para conseguir el mayor número de recursos y hembras. En consecuencia, no dudará en pelear con rivales hasta alcanzar su objetivo vital.

¿Qué sucede si hay poco espacio disponible?

Si los jerbos cuentan con poco espacio, no habrá lugar suficiente para escapar en caso de perder la jerarquía dentro del grupo. Las dentelladas serán constantes. Es cierto que hay machos más agresivos que otros, pero si tienes la mala fortuna de contar con al menos un ejemplar agresivo, machacará a los demás sin cesar.

Es mejor tener solo un jerbo macho Clic para tuitear

Por lo tanto, debes proporcionar a tus mascotas el máximo espacio que puedas permitirte. Así establecerán su territorio. Si no puedes tener una jaula grande para varios roedores, plantéate tener dos hembras.

Hembra/s en celo

El momento de la reproducción es una fase crítica para ellos. Sus hormonas los revolucionan y pelean entre machos para poder perpetuar sus genes. Por lo tanto, no es buena idea tener varios machos con pocas hembras. Tampoco te recomiendo tener un macho y una hembra, ¡crían un montón! También se puede dar canibalismo entre individuos si conviven en un espacio pequeño.

Escasez de alimentos o dieta inadecuada

Es muy importante que ofrezas una buena dieta a tus animales, sean de la especie que sean. Ellos se deben a ti y las consecuencias de lo que hagas o no hagas, recae directamente sobre su bienestar.

Alimenta a tu jerbo muy bien Clic para tuitear

Si mantienes varios jerbos en una jaula con alimentos insuficientes o deficientes, es posible que busquen alternativas de otras fuentes, ¡cómo devorar a su compañero! Casi siempre empiezan por la cola. Recuerda proporcionar al menos cada diez días, una fuente proteica a tu roedor. Le puedes dar por ejemplo alguna bolita de pienso seco para gatos o mejor, algún insecto.

Limpieza de la jaula deficiente

Si tus animales viven en la inmundicia, su estado anímico o decaerá o se tornará agresivo porque están deseando escapar de allí. La limpieza de la jaula y el nido debe ser correcta. Proporcionales heno en abundancia; les encanta hacer nidos con él y también lo utilizan para comer.

A mí, aunque pienses que estoy de farol, me gusta limpiarlos porque el resultado me produce satisfacción. Verlos entre el lecho higiénico limpio corriendo y lo felices que se muestran, es gratificante.

Falta de juguetes

Las distracciones dentro de la jaula son muy importantes. Permiten a los jerbos jugar, hacer ejercicio, fabricar escondites nuevos o desgastar los dientes. Todo esto atenúa su agresividad y disminuye el porcentaje de peleas entre ellos. Además, dan un valor añadido al territorio incrementando la superficie habitable.

Te recomiendo que les pongas juguetes; puedes comprarlos o fabricarlos. Pronto escribiré sobre ellos pero de momento te dejo unas soluciones rápidas:

La primera es un balancín de madera para que jueguen y a la vez se afilen los dientes.

La segunda es un columpio, ¿a qué es divertido?

Por último te dejo este juego de plataformas que da más espacio a la jaula del roedor y es económico.

Soluciones para evitar las peleas

Tras analizar las causas, es fácil imaginar las soluciones. Aquí, te dejo un par de ellas y de paso ponemos punto y final a este viaje a través del universo de los jerbos.

Un ejemplar solitario

Mantener solo un jerbo suele ser una buena solución. Aunque a estos pequeños animales, les gusta acicalarse los unos a los otros ¡e incluso juegan juntos! Son muy parecidos a los degús.

Conozco a personas que mantienen jerbos de manera individual y establecen un vínculo afectivo mayor con su mascota. Al peludín no le queda otra que socializarse con su dueño para establecer relaciones sociales.

Recuerda que si no vas a dedicarle tiempo, y tarde o temprano va a pasar a ser parte del mobiliario de tu casa, jamás debes adquirirlo.

Jerbos hermanos, posible solución

familia de jerbos
Los jerbos hermanos se llevan bien desde pequeños

Si tus dos jerbos son hermanos y se han criado juntos desde pequeños, tendrás muchos menos problemas porque se conocerán desde el principio. En cierto modo, ambos luchan por perpetuar una genética muy parecida; el éxito del hermano lleva implícita la victoria del otro congénere. Pero todo cambia si tienes dos jerbos macho hermanos, e introduces una hembra en celo, así que te aconsejo por el bien de los jerbos, que no te confíes.

Entre jerbos hermanos la relación es más cordial Clic para tuitear

Siento no poder darte fórmulas magistrales, pero en esto de las mascotas, como en las personas, cada uno tiene su carácter y no podemos establecer más que generalidades.


¿Quieres profundizar más en sus cuidados? Entonces tienes que echar un ojo a esta entrada indispensable escrita para ti y tus jerbos, el título lo dice todo:

Lecturas recomendadas:

Si adoras los roedores déjame recomendarte un par de libros:
El primero va sobre jerbos (¡qué casualidad!):

El segundo, lo ha escrito un servidor y es sobre mascotas en general entre las que aparecen muchas historias de roedores:

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here