Inicio Pequeños mamíferos Hámster El hámster, el mejor amigo del hombre.

El hámster, el mejor amigo del hombre.

Por: Miguel Muñoz Sánchez. Biólogo y Máster en biodiversidad.

241
0
Compartir
Los hámster aunque son un poco tragones no te llevaran a la ruina.

¿ES EL HÁMSTER UNA BUENA ELECCIÓN COMO MASCOTA?

Aquí tienes mi opinión desglosada en ventajas y desventajas si quieres tener un hámster en casa. ¡Por supuesto las desventajas con sus correspondientes soluciones!

Con él pretendo sacarte de dudas y facilitar la toma de la decisión para adoptar uno o no.

Ventajas. 

1) Ocupan poco.

Ya sabrás que los hámster son animales pequeños, por lo tanto pueden vivir en sitios pequeños, eso sí, cuanto mayor sea el espacio que les ofrezcas mejor estarán.

2) Son simpáticos y suaves.

Esta foto es un motivo más que suficiente para tener un hámster en casa.

No vas a poder mantener grandes conversaciones con ellos pero podrás disfrutar de sus monerías e interaccionar con ellos. Su  pelo suave hará el resto para que te encandiles con ellos.

3) Tiempo de cuidado bajo.

Basta con dedicarles una hora a la semana para limpiarlos, cambiarles el agua (esto es recomendable a diario) y echarles de comer.

4) Pueden hacer ejercicio en una rueda o trepando por la jaula.

No es necesario sacarlos a pasear llueva o nieve. A algunos ejemplares les gusta salir pero a otros les puede parecer estresante.

5) Esperanza de vida corta.

Podrás disfrutar de tu animalito. Algunos ejemplares viven más y otros menos como es lógico. No es una mascota que te ate como otras más longevas.

6) Coste de mantenimiento bajo.

Al tratarse de un animal pequeño, hacen todo en pequeñas cantidades, y por lo tanto el gasto es igual de insignificante.

Aquí te dejo una jaula que está bastante bien y lleva todo incluido. Habitrail Jaula de Cristal.

7) Son animales limpios.

No hace falta bañarlos. Además hacen letrinas lo que te facilitará mucho su limpieza y optimizarás el uso de lecho higiénico.

Desventajas.

Es importante que las tengas en cuenta para no llevarte ningún susto.

Recuerda que una vez adoptado, no hará nada de gracia al bicho que te deshagas de él como una colilla porque fuiste tú el que le elegiste.

A tu hámster no le hará ni pizca de gracia que lo devuelvas a la tienda una vez adoptado.

Para que eso no ocurra, te dejo también las soluciones bajo las desventajas.

1) Posibilidad de llevarte algún mordisco.

Antes de coger un hámster asegúrate de que tiene ganas de acción. Puedes usar un vaso de plástico para el primer contacto.

Sobre todo las hembras con crías o si le molestas cuando está durmiendo.

Solución: No manipules un hámster con crias. Cógelos usando un vaso de plástico amplio y luego ponlos en la mano.

2) Huelen si no se usa un sustrato adecuado.

He escrito para ti un artículo en el que aprenderás mucho sobre lechos higiénicos para que elijas el que más se adapte a tu mascota y tu bolsillo, visítalo y elije el mejor.

Solución: Lee detenidamente el artículo sobre los sustratos y cámbiale al menos una vez por semana.

3) Son nocturnos.

Si los tienes en la habitación pueden ser molestos cuando duermas, para ellos todos los días son fin de semana. 

Solución: Mantén siempre en perfecto estado su rueda de ejercicio, compra una silenciosa. Si aún así te molesta el ruido, ¿has pensado otra ubicación que no sea tu habitación?

4) Superpoblación.

Una pareja de hámster, es decir macho y hembra implica una amplia descendencia a corto plazo lo que puede desbordar tus previsiones.

Además, dos machos pueden pelear y dos hembras aunque técnicamente son compatibles pueden tener disputas.

Solución: Mantén solo un ejemplar.

5) Viven poco.

Si adoptas a tu hámster desde pequeño tendrás más tiempo para disfrutar de él.

También es una desventaja porque seguro que le coges cariño. Pronto verás cómo duerme cada vez más y más, hasta no despertar.

Solución: Es importante si tienes niños pequeños en casa que les expliques los motivos de por qué viven tan poco, están en la base de la cadena trófica.

Conclusiones.

Tener un hámster es una de las maneras más sencillas de iniciarse en el mundo de las mascotas y de disuadir a un niño de tener otra mayor que requiera más cuidados. 

Ser un pequeño roedor no implica ausencia de cuidados, cualquier animal o planta de la que decidas hacerte cargo necesita atención de uno u otro modo. 

Si tienes dudas siempre nos puedes preguntar mandando un email a info@fanmascotas.com o dejando tu comentario, quizá tu duda sea la de otro amante de las mascotas.

¿Quieres saber más sobre los cuidados del hámster?

Te dejo un artículo entero sobre ellos, cómo cuidar de un hámster.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here