Inicio Gatos El gato que parece un lince | Gato bengalí

El gato que parece un lince | Gato bengalí

134
0
cuidados del gato bengali
Todo empieza cuando llega un minino a casa. Antes de adquirirlo es bueno informarse de sus cuidados. Leyendo este artículo has empezado por el buen camino.

Los animales salvajes siempre han llamado nuestra atención por encima de los que habitualmente vemos en la calle, las casas o en las tiendas de animales. Los animales domésticos, como es mucho más sencillo observarlos, no nos sorprenden tanto aunque igualmente nos parecen seres preciosos, ¿verdad?

Pero… ¿y si tenemos en casa un gato que parece un lince o que es como un animal salvaje? Seguro que a todos los amantes de los gatos nos llegaría al corazón y querríamos tener uno o al menos poder acariciarlo y achucharlo mucho.

Efectivamente, el gato bengalí cumple las características que se le piden a la mascota perfecta:

  • Pelaje ES-PEC-TA-CU-LAR
  • Rasgos felinos místicos.
  • Se asemeja a un leopardo doméstico o un lince.
  • El patrón rayado de su pelaje es hipnótico.
  • Está domesticado.

Personalmente los he visto en varios concursos felinos. Su fisionomía, delicadeza y aspecto salvaje llaman poderosamente la atención.

Fuimos muchos los que nos arremolinamos para poder disfrutar de esta raza que no es tan común ver, y los que disfrutamos de su hermoso patrón de coloración de tonos marrones y manchas negras colocadas de manera irregular sobre su grácil cuerpo.

El gato bengalí

Como se comporta el gato bengalí en casa
¿Qué estás esperando minino? Seguro que una lata o simplemente un poco de acción.

Es una raza relativamente nueva, procedente de un cruce; ahora veremos entre qué animales. La mayoría de las razas surgen de cruces cuyas características luego se fijan haciendo más cruces, hasta obtener un fenotipo estable.

En este caso el gato bengalí procede del cruce entre un gato leopardo asiático y un gato americano pelicorto doméstico. Cinco generaciones han pasado a base de cruces hasta llegar a nosotros esta espectacular mascota.

El gato bengalí procede de un cruce, entre un gato leopardo asíatico y un gato americano. Clic para tuitear

Sus orejas son más bien pequeñas en comparación a las de otras razas, como por ejemplo los gatos esfinge.

Su cara es redondeada y su nariz parece sobresalir un poco, es decir, no es chato como por ejemplo los gatos persa. En definitiva, la fisionomía de su cara le da un aspecto salvaje que, junto con el color del manto de pelo como ya hemos comentado, nos parece transportar ante un animal de la selva o de la sabana africana.

Si ha despertado tu curiosidad esta raza de felino, te gustará continuar aprendiendo sobre ella, ¡descubramos más sobre el gato que se parece a un lince!

El peso

En este caso no estamos ante un gato pequeño. Diría que es un gato bastante largo en comparación al común europeo que todos tomamos como referencia dada su abundancia.

El gato bengalí, pesa entre 4 y 9 kgs de puro músculo si su actividad física es la correcta al igual que su alimentación.

Es un minino imponente debido a su corpulencia, por este motivo, si te da un poco de reparo que tu gato se adueñe de tu casa, quizá deberías optar por una raza de menor talla aunque el gato bengalí a pesar de su aspecto similar a un lince o un leopardo (salvando las distancias) esté totalmente domesticado.

El maullido

como es el maullido del gato bengali
El gato bengalí maúlla más que los otros gatos, lo que te permitirá tener conversaciones ininteligibles con él.

Es diferente al del gato europeo y más continuo, es decir, que recurren más al maullido para comunicarse con otros gatos e incluso con sus dueños.

El gato bengalí maulla más que el europeo, aunque siempre hay excepciones. Clic para tuitear

El sonido es más sonoro que la de sus parientes y si no tenemos al gato delante, podemos pensar que hay cerca un animal de mayor tamaño.

Personalidad

Es cariñoso y le encanta el juego. Necesita de ejercicio y a diferencia de los felinos europeos, les gusta mucho más el agua debido a sus orígenes. Debes tener cuidado con las piscinas aunque es capaz de nadar.

Se adapta bien a vivir con otros miembros de la familia e incluso con otras mascotas pero en este caso, es mejor que entren a casa las dos a la vez para evitar suspicacias entre ellas o posibles peleas territoriales.

Si no dispones de espacios para que corran y hacer ejercicios, es mejor que le compres torres de juegos y juguetes para gatos.

A continuación te dejo una torre de juegos que está muy bien:

Como es un gato corpulento y puede ser un poco bruto jugando, quizá te toque fijar el rascador a la pared. Este modelo de rascador mide dos metros de altura. Si buscas otro más pequeño, dispones de este otro modelo:

Es un poco más barato y con menos accesorios, pero también le dará un respiro y un punto más elevado para vigilar su territorio que eso siempre le gusta mucho a los felinos.

¿Araña los muebles?

araña los muebles el gato bengalí
Como todos los felinos, el gato bengalí también es un explorador incansable.

Como todos los gatos tiene su lado cazador y salvaje a flor de piel. El que arañe o no los muebles depende de la educación que reciba, si tiene rascador o no y el ejemplar en cuestión. Hay a gatos que les da por arañar todo pero luego hay otros mucho más tranquilos.

He escrito sobre soluciones a los arañazos de los gatos en muebles aquí:

¿Utiliza el arenero?

Sí, a no ser que sea un ejemplar rebelde, esté en celo o su arenero esté sucio o en un lugar que no le guste.

Cuidados veterinarios del gato bengalí

No van más allá que la visita rutinaria al veterinario y, eso sí, debemos prestar especial atención a la limpieza de sus orejas y labios.

Secretan una especie de grasa que les puede taponar las orejas de cerumen así que ya sabes, extrema la higiene de estas zonas o en tu gato bengalí.

Las orejas secretan más cerumen por norma general, que la de un gato doméstico por lo que hay que estar pendientes de su limpieza. Clic para tuitear

El cepillado

Al tratarse de un gato de pelo corto, no se nota tanto el pelo como en los de pelo largo.

A principios de primavera y a finales del otoño, es cuando vas a ver mayor cantidad de pelo pululando por tu ropa y el aire puesto que coincide con la muda.

Te recomiendo que lo cepilles al menos un par de veces al mes para evitar que el pelo se convierta en un inconveniente.

Yo uso para mis gatos este cepillo:

¿Cuánto cuesta?

Estamos ante una raza relativamente nueva que no vas a encontrar disponible para adoptar en protectoras o perreras municipales.

Si quieres un gato bengalí, te va a tocar comprarlo y soltar un buen dinerito.

El precio varía dependiendo de su calidad y pureza para hacerte una idea, ronda los 700 €.

El gato bengalí no es una raza económica. Clic para tuitear

Te recomiendo que para elegirlo acudas a ferias o concursos felinos en los que encontrarás a criadores que te podrán asesorar sobre camadas o futuras camadas.

De todas formas, si el dinero no te llega para adquirirlo, siempre puedes adoptar un gatito con un patrón de coloración que te guste, ¡el cariño que te dará será el mismo!

DEJAR RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe aquí tu nombre