Inicio Pequeños mamíferos Hámster Mi hijo quiere un perro pero yo prefiero un hámster

Mi hijo quiere un perro pero yo prefiero un hámster

128
0
Hamster o perro que elegir
Es difícil elegir entre ambos animales pero trataremos de llegar a unas buenas conclusiones para que te ayuden a tomar la decisión adecuada.

Los hámster son unas de las mascotas más socorridas cuando el niño o la niña quiere un perro o un gato. De manera casi automática cuando los peques nos piden una mascota grande y nos da pena no concederles el capricho, tendemos a escurrir el bulto orientándonos a otros animales más pequeños como los hámster o las cobayas que a priori nos causan menos inconvenientes.

Y ahora lanzo la pregunta, ¿debemos comprar un hámster en sustitución de un perro o un gato para que nuestros cachorros humanos tengan una mascota y aprendan a responsabilizarse de un ser vivo?

¡Vamos a verlo!

Diferencia entre un perro y un hámster

Perro o hámster para niños
Esta jovencita prefiere los perros y sus padres le han hecho caso. Con un hámster no se lo pasaría tan bien pero le ataría mucho menos.

Si eres del planeta Tierra seguramente sepas qué diferencias hay entre un perro y un hámster.

Venga hagamos una tormenta de ideas o eso que llaman brainstorming por si acaso eres plutoniano y las recordamos:

  • El perro es mas grande y por lo tanto tiene más superficie que acariciar.
  • Los hámster viven menos.
  • Los perros demuestran con mayor ahínco el afecto hacia su dueño.
  • La cola de los perros es de mayor tamaño.
  • El perro come mucho más.
  • Es más fácil adiestrar a un perro que a un hámster.
  • ¿Qué mas se te ocurren? Deja tu comentario al final de la entrada.

Bien después del juego de preguntas que acabamos de hacer, se pueden extraer ideas muy útiles de cara a adoptar o comprar un hámster a nuestro hijo en vez de un perro. ¿No te lo crees? Sigue leyendo.

Sin duda el perro, simplemente por ser de mayor tamaño, requiere muchos más recursos por nuestra parte: Come más, suelta más pelo, hay que sacarlo a pasear, las consultas veterinarias son más costosas, el gasto es mayor…

Los perros necesitan más cuidados y tiempo que un hámster. Clic para tuitear

Eso sí, las satisfacciones del perro irán en consonancia con su tamaño, y sin duda serán más grandes que las que nos puede regalar un pequeño roedor.

El hámster como sustituto del perro

Este perro lo tiene claro, prefiere los perros a los hámster.

En primer lugar, un hámster al igual que un perro, es un mamífero con pelo que nos causa simpatía e incluso el hecho de no tener cola, lo posiciona en un lugar más alto del ranking de las mascotas al contrario que, por ejemplo, las ratas.

Otra ventaja es que la inversión inicial es bastante baja e incluso puedes comprar material de segunda mano. Sin embargo, en el caso de los perros, tan solo la primera consulta veterinaria puede superar el coste de la jaula, lecho y comida del hámster.

¡Además hay jaulas muy molonas para ellos, mira!

Las vacaciones son más cómodas si no quieres o puedes llevarte a tu mascota contigo. No es lo mismo dejar al cuidado a tu familia o amigos de un hámster que de un perro. De hecho, si compras un buen bebedero y un comedero amplio, puedes irte una semana sin problemas de que al hámster le pase nada.

Mantener un hámster requiere menos tiempo pero también necesita sus cuidados. Clic para tuitear

Finalmente destacar que es un buen test para saber si el niño se hace cargo del animalito. Si vemos que su interés por él no decae los dos años aproximadamente que viven (ojo, algunos superan los 5 pero es rarísimo), entonces está preparado para adoptar a un perro.

Inconvenientes del hámster

Debemos contar con que hay muchas cosas que no podemos compartir con un pequeño roedor:

Por ejemplo ir de paseo por el campo o la ciudad, dormir con él sin temor a aplastarlo o interaccionar de una manera fluida.

Es decir, como mucho nos podemos limitar a darle de comer, pasárnoslo por las manos o acariciarle como buenamente podamos dado su tamaño chiquito. Todo ello son tareas que pueden llegar a aburrir a un niño si se prolongan demasiado en el tiempo.

Conclusiones

Tanto perros como hámster son seres vivos que necesitan cuidados específicos y dedicación, por supuesto la del perro va a ser de mayor coste personal y económico.

Si el motivo de comprar el hámster es solo por quitar el capricho pasajero del niño, nos estamos exponiendo durante varios años a realizar tareas que pueden no se gratas (limpiar la jaula, comprarle comida, lecho higiénico…).

El hámster solo será una excusa para poder decir al niño:

«Cuando cuides del hámster te compraré un perro..

Por último recordarte que llos animales no son juguetes y es mejor razonar con nuestros hijos sobre el cuidado que necesitan los animales presente y futuro a comprar cualquiera de ellos, solo por tratar de complacer uno de los múltiples caprichos que tienen nuestros hijos a lo largo del día.

Si finalmente te decantas por comprar un pequeño hámster, echa un vistazo a sus cuidados aquí:

Y en el caso de elegir un perro, siempre recomendamos la adopción. Te dejo unas cuantas protectoras:

DEJAR RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario
Por favor, escribe aquí tu nombre